La Constitución de Bachelet: derecho a la vivienda, educación gratuita y restricción al TC

Michelle Bachelet
REUTERS / JORGE SILVA
Publicado 06/03/2018 12:19:36CET

   SANTIAGO DE CHILE, 6 Mar. (Notimérica) -

   A cinco días de que finalice su mandato, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, enviará este martes al Congreso el proyecto para una nueva Constitución. El documento busca restringir el poder del Tribunal Constitucional (TC), incluir el derecho a vivienda y a la educación gratuita, entre otros.

   "Esta nueva Constitución establece que Chile es un Estado de derecho democrático y social. En consecuencia, establece nuevos derechos y amplía, aclara, perfecciona y garantiza los derechos y garantías ya establecidos en el texto vigente", explicó Bachelet en la cadena de televisión pública de Chile.

   El proyecto "establece la inviolabilidad de la dignidad humana y el respeto y protección de los derechos humanos", expuso la todavía presidenta, "corrigiendo una tremenda omisión del texto actual", apostilló.

   DERECHOS PARA LOS CIUDADANOS

   El proyecto "establece los derechos de los niños, las niñas y de los adolescentes; el derecho a la personalidad, a la participación, a la información, a la vivienda, al trabajo o a la gratuidad en la educación", desarrolló la presidenta ante las cámaras.

   Este borrador recoge el derecho de huelga, de ejercicio de los derechos políticos, la libertad individual, la seguridad personal, la protección de los datos privados, la calidad en la salud pública y la igualdad ante la ley entre hombres y mujeres.

   Esta Constitución quiere consignar otros derechos como la educación gratuita, protección de la salud, seguridad social, inviolabilidad del hogar y protección de cualquier forma de comunicación privada.

   TRIBUNALES

   "Toda persona podrá recurrir a los tribunales cuando estime haber sido lesionado en cualquiera de los derechos establecidos constitucionalmente", explicó sobre el proyecto Bachelet.

   En el texto se elimina el control preventivo voluntario que tiene el TC chileno. Actualmente el Tribunal puede pronunciarse sobre un proyecto de ley sin que sea solicitado.