Publicado 14/09/2020 22:31:48 +02:00CET

El Constitucional de Costa de Marfil rechaza las candidaturas de Gbagbo y Soro a las presidenciales de octubre

C.Marfil.- El Constitucional rechaza las candidaturas de Gbagbo y Soro a las pre
C.Marfil.- El Constitucional rechaza las candidaturas de Gbagbo y Soro a las pre - INTERNATIONAL CRIMINAL COURT - Archivo

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Constitucional de Costa de Marfil ha rechazado este lunes las candidaturas del expresidente Laurent Gbagbo y del antiguo primer ministro y expresidente del Parlamento Guillaume Soro a las presidenciales previstas para el 31 de octubre, en las que el actual mandatario, Alassane Ouattara, buscará un tercer mandato pese a las críticas de la oposición.

El presidente del tribunal, Mamadou Koné, ha indicado en rueda de prensa que 40 de las 44 personas que habían presentado su candidatura a los comicios han sido eliminadas de la carrera a la Presidencia, incluidos Gbagbo y Soro, según ha recogido el diario marfileño 'Soir Info'.

Koné ha manifestado que "Gbagbo no figura en la lista electoral", mismo motivo que ha esgrimido para la descalificación de Soro, quien se encuentra exiliado en Francia y quien canceló recientemente su vuelta al país debido a una orden de detención contra él.

Soro fue condenado el pasado abril a 20 años de cárcel por malversación de fondos y blanqueo. El antiguo líder rebelde y expresidente de la Asamblea Nacional fue inicialmente aliado de Ouattara, quien accedió al poder en las elecciones de 2010 aupado por su apoyo.

Así, las únicas candidaturas que siguen en pie son las de Ouattara, de la Agrupación de Houphouetistas por la Democracia y la Paz (RHDP); la del expresidente Henri Konan Bedié, del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI); la de Pascal Affi N'Guessan, del Frente Popular Marfileño (FPI) de Gbagbo; y la de Kouadio Konan Bertin, antiguo miembro del PDCI.

El FPI nombró a Affi N'Guessan después de que el nombre de Gbagbo --quien tampoco se encuentra en Costa de Marfil-- fuera excluido de la lista electoral, lo que ha provocado divisiones también dentro de la formación.

Sin embargo, la coalición Juntos por la Democracia y la Soberanía (EDS) presentó la candidatura de Gbagbo a las presidenciales, a pesar del veto de la comisión electoral, por lo que debía ser el Tribunal Constitucional el que se pronunciara de forma definitiva sobre la misma.

Gbagbo fue absuelto en enero de 2019 de una serie de delitos que incluyen asesinato, violación, persecución y otros actos inhumanos, todos ellos relativos a la escalada de violencia que se desató tras las elecciones de 2011 y que se saldó con unos 3.000 muertos.

Durante la jornada de este mismo lunes, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha expresado su preocupación por el "tenso contexto político" en el que ha arrancado la campaña electoral en Costa de Marfil.

Las tensiones políticas han ido en aumento en las últimas semanas, especialmente después de que Ouattara anunciara su candidatura a un tercer mandato tras el fallecimiento en julio del primer ministro y candidato gubernamental, Amadou Gon Coulibaly.

Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia como la registrada tras los comicios de 2010, cuando Gbagbo se negó a reconocer la victoria de Ouattara, que remachó una década turbulenta en la que Costa de Marfil tiró por tierra años de avance próspero y estable.

Contador