El Constitucional de Guatemala condiciona el acuerdo migratorio con EEUU al visto bueno del Congreso

Publicado 15/07/2019 20:38:36CET
El presidente de Guatemala, Jimmy Morales
El presidente de Guatemala, Jimmy MoralesREUTERS / LUIS ECHEVERRIA - Archivo

   MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   La Corte Constitucional de Guatemala ha condicionado este lunes el eventual acuerdo migratorio con Estados Unidos, por el cual la nación centroamericana sería declarada 'tercer país seguro', a que reciba el visto bueno de los diputados guatemaltecos en una votación previa.

   El presidente estadounidense, Donald Trump, reveló el pasado mes de junio que Estados Unidos negociaba con Guatemala un acuerdo similar al alcanzado con México, por el cual el país aceptaría acoger a los migrantes deportados desde territorio estadounidense a la espera de que se resuelvan sus proceso de asilo.

   Su homólogo guatemalteco, Jimmy Morales, tenía previsto verse con Trump esta semana en la Casa Blanca, pero ha cancelado el viaje a la espera de que la Corte Constitucional se pronunciara sobre los tres recursos que se han presentado para intentar frenar el acuerdo migratorio.

   La Corte Constitucional ha considerado que, "ante la amenaza de violación a derechos fundamentales, no solo de connacionales sino de las personas extranjeras que en calidad de refugiados pudieran solicitar asilo, es procedente otorgar la protección interina requerida por los postulantes, precisando como efecto positivo prevenir al presidente de la República".

   "Se previene al Presidente de la República de que, para asumir la decisión en nombre del Estado de Guatemala de constituir al territorio nacional como un tercer país seguro, debe cumplir el mecanismo establecido en la literal l) del artículo 171 de la Constitución", ha declarado el alto tribunal, según informa el diario local 'Prensa Libre'.

   Dicho precepto constitucional establece que el Congreso debe aprobar antes de su ratificación los tratados internacionales "cuando afecten a leyes vigentes (...) o afecten al dominio de la nación, establezcan la unión económica o política de Centroamérica, ya sea parcial o total, o atribuyan o transfieran competencias (...) o que obliguen financieramente al Estado".

   Morales había argumentado que las peticiones de amparo realizadas suponían una intromisión en las competencias que la Carta Magna le otorga como jefe de Estado, entre ellas la política exterior de Guatemala. Así, advirtió a la Corte Constitucional de que, si fallaba a favor de los demandantes, "será su decisión (la de Morales) acatar órdenes que se encuentren fuera de la ley".

   Trump ha endurecido su política migratoria en respuesta a las decenas de miles de personas que el pasado mes de octubre empezaron a marchar en caravana desde El Salvador, Honduras y Guatemala a través de México para alcanzar suelo estadounidense, si bien la mayoría se han quedado varadas en la frontera sur de Estados Unidos.

   La Administración Trump pretende que los países emisores endurezcan los controles migratorios y se ocupen de los migrantes deportados por Estados Unidos hasta que se resuelvan sus proceso de asilo, bajo amenaza de retirar las ayudas que reciben desde Washington. En el caso de México, con quien ya hay acuerdo, amenazó con un arancel a las importaciones mexicanas.

Para leer más