Publicado 18/05/2020 22:20CET

Convocadas protestas en Malaui para que dimita la comisión electoral tras la anulación de las presidenciales de 2019

Malaui.- Convocadas protestas para que dimita la comisión electoral tras la anul
Malaui.- Convocadas protestas para que dimita la comisión electoral tras la anul - GETTY IMAGES / MARK WILSON - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Una organización civil de Malaui ha convocado protestas a nivel nacional el 28 de mayo para reclamar la dimisión de la presidenta de la comisión electoral, Jane Ansah, a raíz de la anulación de las presidenciales de 2019 a causa de las irregularidades detectadas durante la votación, en las que el mandatario, Peter Mutharika, logró la reelección.

El presidente de la Coalición de Defensores de los Derechos Humanos (HRDC), Gift Trapence, ha criticado "el nivel de impunidad y arrogancia" de Ansah y al resto de miembros del organismo, que se han negado a dimitir y están organizando ahora la repetición de los comicios, según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

El coordinador de la HRDC para la región central, Billy Mayaya, ha apuntado que las protestas tendrán lugar a pesar de la pandemia de coronavirus. "Estamos preocupados por la COVID-19, pero también lo estamos por el estado del constitucionalismo en Malaui y por el Estado de Derecho, que están siendo gravemente socavados por la comisión electoral bajo la presidencia de Ansah", ha remachado.

La propia Ansah --que había prometido dimitir si se ratificaba el fallo anulando las elecciones-- anunció el 13 de mayo una nueva modificación de la fecha para la repetición de las presidenciales y propuso que se celebren el 23 de junio en lugar del 2 de julio, como había señalado previamente.

El Tribunal Constitucional anuló en febrero las presidenciales de 2019 y ordenó que la votación se repitiera, un fallo que fue dejado en firme a principios de mayo por el Tribunal Supremo de Apelaciones.

La Comisión Electoral de Malaui (CEM) había rechazado previamente la fecha aprobada por el Parlamento, que votó a favor del 19 de mayo, si bien ahora ha vuelto a proceder a otra modificación debido al plazo de 150 días dado por el Constitucional para la repetición de la votación.

Estos 150 días concluían el 2 de julio, motivo por el que la CEM apostó por esta fecha, si bien ahora Ansah argumentó que el fallo final da este plazo para todo el proceso, incluido el anuncio de los resultados, por lo que ha apostado por adelantar las elecciones.

Tanto Mutharika como la CEM apelaron contra el veredicto del Constitucional anulando los comicios por irregularidades, entre ellas "un uso generalizado del Tipp-Ex para alterar los resultados (de las actas electorales)".

La CEM ha recibido hasta la fecha las candidaturas de Mutharika --respaldada por su partido, el Partido Progresista Democrático (DPP), y el Frente Democrático Unido (UDF)-- y la de Lazarus Chakwera, líder del Partido del Congreso de Malaui (MCP), quien concurre con el actual vicepresidente y presidente del Movimiento para una Transformación Unida (UTM), Saulos Chilima, como 'número dos'.

COALICIONES ELECTORALES

El Parlamento aprobó en febrero una serie de reformas a la ley electoral para fijar la fecha de las elecciones y establecer la necesidad de que un candidato obtenga más de la mitad de los votos para poder ser declarado vencedor.

Tras el fallo del Constitucional, Mutharika anunció que unía fuerzas con su exministro y líder del Frente Democrático Unido (UDF), Atupele Muluzi, lo que derivó en un cese del Gobierno y una formación de un nuevo Ejecutivo para dar varias carteras a esta formación.

Por su parte, Chakwera y Chilima hicieron lo mismo y sumaron fuerzas con el objetivo de desbancar al mandatario en la próxima votación. Sumando los votos que obtuvieron en 2019 superarían el 50 por ciento de las papeletas por lo que, de repetirse la situación, el líder del MCP podría hacerse con la victoria.

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.