Publicado 02/11/2021 19:04CET

COP26.- Reino Unido destinará 50 millones para apoyar la transición energética de países de Oriente Próximo y África

Archivo - 29 September 2019, England, Manchester: UK Conservative Party Chairman James Cleverly speaks during the Conservative Party Conference at the Manchester Convention Centre. Photo: Danny Lawson/PA Wire/dpa
Archivo - 29 September 2019, England, Manchester: UK Conservative Party Chairman James Cleverly speaks during the Conservative Party Conference at the Manchester Convention Centre. Photo: Danny Lawson/PA Wire/dpa - Danny Lawson/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario para Oriente Próximo y el Norte de África del Gobierno de Reino Unido, James Cleverly, ha anunciado este martes en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) un plan de financiación dotado con 50 millones de libras (más de 58,7 millones de euros) para apoyar la transición ecológica, unas infraestructuras sostenibles y el crecimiento de países de estas regiones.

En concreto, el plan, llamado Asociación de Alto Impacto para la Acción Climática (HIPCA, por sus siglas en inglés) y lanzado por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), tiene como objetivo estimular las inversiones y soluciones que pueden reducir o evitar las emisiones de gases de efecto invernadero, fortalecer la resiliencia, reducir la vulnerabilidad de estos países ante el cambio climático y proteger el medio ambiente.

El proyecto, puesto en marcha en colaboración con Austria, Finlandia, Países Bajos, Suiza y el fondo de cooperación y desarrollo de Taiwán, asistirá a Marruecos, Argelia, Egipto, Túnez, Jordania y Líbano, entre otros países.

"La COP26 no sólo trata de compromisos climáticos de gobiernos. Se trata de trabajar juntos para permitir a todos los países alcanzar los objetivos de emisiones cero y reducir el impacto del cambio climático", ha señalado Cleverly, que ha remarcado que para lograr este objetivo es necesario "desbloquear" la inversión pública y privada y presionar por la consecución de soluciones "innovadoras y verdes", según un comunicado difundido por el Gobierno británico.