Publicado 03/07/2021 11:06CET

Corea/EEUU.- EEUU mantendrá un "número apropiado" de militares en Corea a pesar de los últimos planes de reducción

Archivo - 25 March 2021, South Korea, Pohang: US Marines stand guard after infiltrating an inland area during a joint drill with their South Korean counterparts on the coast of South Korea's southeastern port city of Pohang. North Korea fired what appeare
Archivo - 25 March 2021, South Korea, Pohang: US Marines stand guard after infiltrating an inland area during a joint drill with their South Korean counterparts on the coast of South Korea's southeastern port city of Pohang. North Korea fired what appeare - -/YNA/dpa - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha reiterado su compromiso con el actual despliegue militar en Corea del Sur y mantener "un nivel apropiado" de fuerzas estadounidenses en la península de Corea para disuadir las amenazas norcoreanas a pesar de los últimos planes para su reducción que se están barajando en el Congreso de EEUU.

"Seguimos totalmente comprometidos con nuestra alianza con Corea del Sur, y parte de ese compromiso significa tener la preparación adecuada en la península para decir 'Estamos listos para luchar esta noche'", ha hecho saber el portavoz del Pentágono, John Kirby, en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Estas declaraciones tienen lugar después de las dudas suscitadas por un grupo de congresistas estadounidenses, tanto demócratas como republicanos, que han propuesto una reducción del número de fuerzas estadounidenses en Corea a menos de 22.000. Washington tiene actualmente unos 28.500 soldados en Corea.

"Cuando la legislación propuesta se convierta en ley, obedeceremos esa ley. Aparte de eso, nuestro enfoque es asegurarnos de que podamos cumplir con nuestros requisitos y compromisos de seguridad en la península", ha garantizado Kirby.

La presencia de EEUU en Corea del Sur está regulada por un acuerdo de mutuo entendimiento, el Acuerdo de Medidas Especiales o SMA, que estipula las contribuciones de ambos países. El acuerdo fue renovado en 2019 tras unas complejas negociaciones en las que Seúl se comprometió a aumentar su contribución financiera a 874 millones de euros, respecto de los 741 millones del acuerdo previo.

Con su aportación, Seúl costea los salarios de los contratistas surcoreanos que trabajan a las órdenes de las Fuerzas de Estados Unidos en Corea (las USFK), la construcción de instalaciones militares y otras formas de apoyo dentro de un acuerdo que comenzó su andadura en 1991.

No obstante, buena parte de la población considera que esta subida es intolerable y ha expresado su disconformidad durante los últimos meses. Estados Unidos, por su parte, mostró en reiteradas ocasiones bajo la Administración del ahora expresidente, Donald Trump, que no cederá en sus pretensiones a la hora de obligar a sus socios internacionales, comenzando por la OTAN, a aumentar sus cuotas de defensa.