Publicado 30/11/2020 16:41CET

Corea.- El expresidente de Corea del Sur Chun Doo Hwan, culpable de difamar a un testigo de la masacre de 1980

El exresidente de Corea del Sur Chun Doo Hwan junto a su esposa
El exresidente de Corea del Sur Chun Doo Hwan junto a su esposa - -/YNA/dpa - Archivo

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Gwangju ha hallado culpable al expresidente de Corea del Sur Chun Doo Hwan de difamar a un difunto activista democrático que testificó haber presenciado cómo los soldados de Chun disparaban desde helicópteros a los participantes en una manifestación enmarcada en el Levantamiento de Gwangju de 1980.

Así, Chun, de 89 años, ha sido condenado a ocho meses de prisión y dos de suspensión, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Con la resolución, el tribunal ha respaldado la declaración del pastor Cho Pius, que afirmó que hubo disparos contra civiles durante el alzamiento popular.

En esta línea se ha expresado el juez Kim Jung Hoon, que ha subrayado la existencia de "fundamentos razonables" para creer que hubo disparos desde helicópteros el 21 de mayo de 1980. Al rechazar las afirmaciones en sentido contrario de Chun, el magistrado ha señalado que, debido a su posición y sus acciones, el expresidente debió estar al tanto de las acciones del Ejército.

Kim, que ha valorado que el caso tiene una "importancia histórica", también ha indicado que ha tenido en cuenta 16 testimonios de disparos aéreos y ha incidido en que ocho de ellos eran "muy fiables" y están respaldados por evidencias circunstanciales objetivas.

El expresidente fue acusado en mayo de 2018 de realizar declaraciones difamatorias contra Cho en una polémica autobiografía que se publicó en 2017. El sacerdote relató la represión del levantamiento como testigo presencial, algo que Chun, que ha llamado al pastor "mentiroso sinvergüenza", refutó.

El sobrino del difunto activista, Cho Young Dae, ha celebrado el veredicto, pero ha lamentado que la pena es muy indulgente en comparación con el dolor que causó Chun al pueblo surcoreano. Chun, por su parte, ha abandonado el tribunal sin realizar declaraciones.

El Ejército de Chun reprimió duramente el levantamiento contra su Gobierno, que se extendió el 18 al 27 de mayo de 1980, dejando más de 200 muertos y 1.800 heridos, según los datos oficiales.