Publicado 05/12/2020 06:11CET

Corea.- HRW pide a Corea del Sur no aprobar la ley que criminalizaría el envío de material a Corea del Norte

El líder norcoreanao, Kim Jong Un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.
El líder norcoreanao, Kim Jong Un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. - 2018 KOREA SUMMIT PRESS POOL / POOL - Archivo

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido este viernes a la Asamblea Nacional de Corea del Sur que no apruebe el proyecto de ley que criminaliza el envío de material, como folletos o dinero, a Corea del Norte, además de violar el derecho a "la participación en actividades humanitarias y de activismo en materia de Derechos Humanos" de sus ciudadanos.

"El gobierno surcoreano parece más interesado en mantener contento al norcoreano Kim Jong Un que en dejar que sus propios ciudadanos ejerzan sus derechos básicos en nombre de sus vecinos del norte", ha lamentado el director de defensa en Asia de HRW, John Sifton.

El pasado 2 de diciembre, un comité de la Asamblea Nacional aprobó un proyecto de ley que convertiría en delito punible con hasta tres años de prisión el envío de folletos u otros materiales a Corea del Norte sin el permiso del gobierno, incluyendo "panfletos promocionales", "folletos impresos" y "dispositivos auxiliares de almacenamiento", así como "dinero u otros beneficios monetarios".

HRW denuncia en un comunicado emitido este viernes que "el lenguaje demasiado amplio podría interpretarse de manera que incluyera cualquier artículo de valor en absoluto, y potencialmente, en el contexto norcoreano, alimentos o medicinas".

Este proyecto se votará en la Asamblea el próximo 9 de noviembre, tras lo que se convertiría en ley si es aprobado.

A principios de 2020, el Gobierno de Corea del Sur utilizó la autoridad reguladora contra los grupos que envían globos con folletos o grandes botellas de agua llenas de arroz a Corea del Norte.

Estas medidas comenzaron inmediatamente después de las denuncias y demandas públicas de Kim Yo Jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong Un, y un funcionario de alto rango del Partido del Trabajo, para que su vecino del sur detuviese ese tipo de actividades. El actual proyecto de ley para criminalizar estas actividades se presentó días después de estas demandas, detalla HRW.

La organización, asimismo, ha denunciado que las autoridades surcorenas han estado intimidando a los grupos locales de Derechos Humanos que trabajan en Corea del Norte, aparentemente para ayudar a los esfuerzos diplomáticos relacionados con la proliferación de armas.

En este sentido, Sifton insta al gobierno de Corea del Sur a "abandonar su estrategia equivocada de tratar de ganarse el favor de Kim Jong Un a través de la adopción de medidas enérgicas contra sus propios ciudadanos".

"La promoción de los derechos humanos no está reñida con una política exterior efectiva", ha recordado el responsable de la organización.