Publicado 29/07/2020 6:30:57 +02:00CET

Corea.- La ONU alerta de que las mujeres retornadas a la fuerza a Corea del Norte son objeto de tortura y abuso sexual

Corea.- La ONU alerta de que las mujeres retornadas a la fuerza a Corea del Nort
Corea.- La ONU alerta de que las mujeres retornadas a la fuerza a Corea del Nort - OCHA/DAVID OHANA

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres que han sido devueltas a la fuerza a Corea del Norte son objeto de tortura, malos tratos, abuso sexual y otras violaciones a sus Derechos Humanos, según ha alertado el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

Así lo ha hecho en un informe publicado este martes, basado en 100 relatos "desgarradores" de primera mano de mujeres norcoreanas detenidas entre 2009 y 2019, que cuentan que han sufrido diversos tipos de castigos individuales o colectivos mientras estaban retenidas.

Finalmente, las mujeres lograron escapar de Corea del Norte y fue cuando otorgaron estas entrevistas detalladas a la oficina de Naciones Unidas.

Aunque Corea del Norte prohíbe de forma efectiva a sus ciudadanos viajar al extranjero, las mujeres emprenden viajes para buscar trabajo o una nueva vida en el extranjero. A menudo, caen en manos de traficantes de personas, que las empujan a la fuerza a realizar trabajos poco remunerados, a la explotación sexual e, incluso, a matrimonios forzados.

En su tierra natal, las mujeres son detenidas por las autoridades estatales y condenadas a prisión, a menudo sin juicio o después de un proceso que no cumple con los estándares internacionales.

Así, según el informe, los retornados, en particular los "traidores" --aquellos que vuelven desde Corea del Sur o se han puesto en contacto con grupos cristianos-- son sistemáticamente castigados y sometidos a numerosas violaciones de Derechos Humanos.

"Un oficial de investigación preliminar me golpeó con un palo y me dio una patada. Si se descubre que una ha ido a una iglesia de Corea del Sur mientras se encontraba en China, está muerta. Por lo tanto, me esforcé por no revelar mi vida en China", ha contado una mujer. "Me golpearon como resultado. Me golpearon a un nivel que me costó una costilla. Todavía siento el dolor", ha agregado.

CONDICIONES INHUMANAS, DESNUTRICIÓN Y MUERTE

Los testimonios recogidos por Naciones Unidas muestran que estas mujeres han sido sometidas a desnudos forzados y registros corporales invasivos. Algunas de ellas han denunciado violencia sexual por parte de los guardias o vieron a otras detenidas siendo objeto de violencia sexual.

Varias mujeres han contado que, en algunos casos, los funcionarios de la prisión buscaban que las detenidas embarazadas abortaran, ya fuera golpeándolas o haciéndolas realizar trabajos forzados.

Las mujeres también han hablado de condiciones inhumanas, viviendo hacinadas y en un entorno antihigiénico, vigiladas constantemente por guardias hombres.

Tenían poco o ningún acceso a la luz del día y al aire fresco, los alimentos eran insuficientes y se les negó el acceso a las instalaciones a productos de higiene femenina. Debido a la desnutrición, algunas de ellas sufrieron irregularidades en sus ciclos menstruales.

"Durante mi tiempo en prisión murieron entre cinco y seis personas. La mayoría de ellas debido a la desnutrición", ha señalado una mujer al personal de Naciones Unidas.

"Es desgarrador leer estas historias de mujeres que huyeron de su país buscando ganarse la vida, pero que terminaron siendo castigadas. Estas son mujeres que a menudo han sido víctimas de la explotación y la trata de personas que deben ser atendidas, no detenidas y sometidas a nuevas violaciones de Derechos Humanos", ha lamentado la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

A su juicio, estos testimonios muestran una vez más la naturaleza sistémica de las violaciones de los Derechos Humanos en Corea del Norte, y la necesidad de seguir buscando caminos para la responsabilidad adecuada de tales crímenes".

RECOMENDACIONES

El informe concluye con recomendaciones que piden al Gobierno de Kim Jong Un que alinee el sistema de detención del país con las normas y estándares internacionales.

Otras sugerencias incluyen garantizar que todos los ciudadanos tengan garantizado el derecho a entrar y salir del país y que cualquier persona que sea devuelta o repatriada no esté sujeta a prisión u otro castigo.

Asimismo, el trabajo insta a otros países a no repatriar a norcoreanos si existen motivos fundados para creer que enfrentarían serias violaciones de los Derechos Humanos. También reclama a los Estados que apoyen cualquier proceso para investigar si los crímenes de lesa humanidad y otros crímenes internacionales se están cometiendo o se han cometido en Corea del Norte.

"La Oficina de Derechos Humanos de la ONU continuará reuniendo pruebas de este tipo para apoyar un proceso de responsabilidad penal, siempre que sea posible", ha zanjado Bachelet.

Contador