Corea Sur.- Samsung recorta un 52,9% su beneficio en el tercer trimestre, hasta 4.702 millones

Publicado 31/10/2019 10:18:06CET

SEÚL, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Samsung Electronics logró un beneficio neto atribuible de 6,11 billones de wones (4.702 millones de euros) en el tercer trimestre de 2019, un 52,9% por debajo del resultado correspondiente al mismo periodo del año anterior, como consecuencia de la bajada de los precios de los chips de memoria, compensada solo en parte por la mejora de las ventas de smartphones y pantallas OLED.

"Las ganancias del tercer trimestre cayeron drásticamente en comparación con el año anterior, pero mejoraron un 20,7% en comparación con los tres meses anteriores, ya que las fuertes ventas de teléfonos inteligentes y la mejor utilización en las pantallas OLED móviles se vieron contrarrestadas por la continua debilidad en el mercado de chips de memoria", indicó el fabricante surcoreano.

Las ventas de Samsung entre julio y septiembre registraron un retroceso interanual del 5,3%, hasta 62 billones de wones (47.707 millones de euros), con un descenso del 29% de la facturación del negocio de semiconductores, que incluye las ventas de chips de memoria, que bajaron un 37%, hasta 13,26 billones de wones (10.204 millones de euros).

"Las ganancias del negocio de memorias cayeron significativamente en términos anuales ya que los precios de los chips continuaron su tendencia a la baja en medio de la debilidad de todo el sector desde finales de 2018", explicó la multinacional.

Por contra, las ventas de móviles de Samsung experimentaron un crecimiento del 17%, hasta 28,10 billones de wones (21.624 millones de euros), impulsadas por la serie 'Galaxy Note 10', así como por la ampliación de ofertas de productos 5G y el lanzamiento del nuevo 'Galaxy Fold'.

A su vez, el negocio de electrónica de consumo registró un incremento interanual del 7,4% de sus ventas entre julio y septiembre, hasta 10,93 billones de wones (8.411 millones de euros).

La rentabilidad financiera (RoE) de Samsung Electronics alcanzó en el tercer trimestre el 10%, frente al 23% de un año antes, mientras que el margen sobre Ebitda bajó al 23% desde el 37%.

De cara al último trimestre de 2019, el gigante de Suwon prevé un debilitamiento de la demanda de componentes como consecuencia de efectos estacionales, mientras que aumentarán los gastos de marketing para abordar las ventas de smartphones de fin de año.

Asimismo, la compañía considera probable que el negocio de pantallas móviles registre unos resultados más débiles en el cuarto trimestre, "ya que la demanda no cumple las expectativas iniciales para ciertos teléfonos inteligentes premium y los costes aumentan debido a la menor utilización en algunas líneas de producción".

Samsung espera también que las ganancias del cuarto trimestre en el negocio móvil disminuyan en comparación con el tercer trimestre a medida que los costes de comercialización aumenten y los envíos disminuyan levemente.

"Para 2020, Samsung espera un incremento de las ventas de productos 5G y de dispositivos plegables (...) Sin embargo, las incertidumbres persistirán en el mercado de chips de memoria ya que la demanda se está recuperando, pero continúan los riesgos de las circunstancias globales de la industria", anticipó la compañía surcoreana.