Publicado 11/11/2023 15:59

Corea del Sur.- Los sindicatos surcoreanos se movilizan en favor de la última reforma laboral y contra el presidente

Archivo - 03 July 2021, South Korea, Seoul: Members of the Korean Confederation of Trade Unions (KCTU) march down the Jongno district, demanding a revision to the labor act, during a rally in Seoul. Photo: -/YNA/dpa
Archivo - 03 July 2021, South Korea, Seoul: Members of the Korean Confederation of Trade Unions (KCTU) march down the Jongno district, demanding a revision to the labor act, during a rally in Seoul. Photo: -/YNA/dpa - -/YNA/dpa - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los dos principales sindicatos surcoreanos han sacado este sábado a las calles de Seúl a más de 110.000 personas para apoyar la última reforma laboral, aprobada por el Parlamento que controla la oposición y que podría ser vetada por el presidente del país, Yoon Suk Yeol.

La Confederación Coreana de Sindicatos (KCTU, por sus siglas en inglés) y la Federación Coreana de Sindicatos (FKTU, por sus siglas en inglés) se han concentrado en dos manifestaciones paralelas en la capital del país en defensa de la conocida como Ley del Sobre Amarillo, informa la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

La ley fue aprobada el pasado jueves en la Asamblea Nacional e incluye enmiendas a la Ley de Ajuste de las Relaciones Sindicales y Laborales para limitar el poder de las empresas en conflictos laborales. En concreto, restringe el derecho de las empresas a presentar demandas por daños derivados de conflictos laborales. Sin embargo, el presidente Yoon podría negarse a rubricar la norma.

La KCTU ha reunido a unas 60.000 personas en un acto secundado por otras organizaciones de la sociedad civil para exigir la dimisión de Yoon. Otras 50.000 personas han acudido al acto de la FKTU junto a la estación de Yeouido.

La Policía ha desplegado a unos 9.000 agentes en respuesta a estas protestas y ha advertido de que controlará estrictamente el nivel de ruido de las manifestaciones. Un vehículo con una pantalla mostraba continuamente el nivel de decibelios en tiempo real, pero finalmente no se han producido incidentes.