Publicado 21/04/2020 12:59:45 +02:00CET

Coronavirus.- Unos 40 millones de niños en Pakistán se quedan sin vacuna contra la polio por la pandemia de coronavirus

Coronavirus.- Unos 40 millones de niños en Pakistán se quedan sin vacuna contra
Coronavirus.- Unos 40 millones de niños en Pakistán se quedan sin vacuna contra - PROGRAMA DE ERRADICACIÓN DE LA POLIO DE PAKISTÁN

ISLAMABAD, 21 Abr. (DPA/EP) -

Unos 40 millones de niños se quedarán sin ser vacunados contra la polio en Pakistán como consecuencia de las medidas de confinamiento impuestas por la pandemia del nuevo coronavirus originada en la ciudad china de Wuhan, lo que hace temer que aumente el número de menores que contraen la enfermedad.

El Gobierno de Pakistán puso en marcha en 1994 un programa de erradicación de la polio que estuvo muy cerca de conseguir eliminar la enfermedad pero ha registrado en cinco años un nuevo repunte de casos coincidiendo con los ataques a trabajadores sanitarios en 2019 y las campañas de boicot a la vacunación.

"Hemos tenido que cancelar la campaña de vacunación nacional en abril por el confinamiento derivado del coronavirus", ha dicho este martes a DPA un responsable del programa contra la polio. La cancelación de la campaña de vacunación supone que al menos 40 millones de niños de menos de cinco años de edad se queden sin vacunar. La campaña ha quedado suspendida hasta el mes de junio.

"La pérdida de esta campaña va a tener un impacto verdaderamente malo porque en abril de 2019 suspendimos una y tuvimos 146 casos ese año", ha dicho el responsable del programa de vacunación contra la polio.

En 2020 se han registrado hasta la fecha 41 casos y el país ha derivado todos los recursos de su frágil sistema sanitario a la lucha contra el coronavirus.

La campaña para vacunar a los niños contra la polio, financiada por Naciones Unidas, afronta el rechazo de grupos de milicianos islamistas y de clérigos conservadores, que creen que la vacuna, administrada con varias dosis, tiene como objetivo esterilizar a los niños musulmanes. Pakistán y Afganistán están entre los países en los que la polio todavía es prevalente.