Publicado 10/12/2020 17:45CET

Coronavirus.- El abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, abandona el hospital tras ser ingresado con COVID-19

August 9, 2019 - Bridgehampton, New York, United States: Trump supporter Rudy Giuliani showed up with a bevy of youg women at the estate of Joe Farrell (Bridgehampton Builder) who hosted a fundraiser for Donald Trump in Bridgehampton. (John Roca / Contact
August 9, 2019 - Bridgehampton, New York, United States: Trump supporter Rudy Giuliani showed up with a bevy of youg women at the estate of Joe Farrell (Bridgehampton Builder) who hosted a fundraiser for Donald Trump in Bridgehampton. (John Roca / Contact - John Roca - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha recibido el alta hospitalaria después de cuatro días ingresado con COVID-19.

Giuliani, de 76 años, ha señalado este jueves que el tratamiento que ha recibido por parte del equipo del Hospital de Georgetown, donde fue admitido el domingo, ha sido "milagroso". "Entré con síntomas graves. He salido mejor que nunca", ha informado a través de su cuenta de Twitter.

Horas antes de recibir el alta el miércoles, el también exalcalde de Nueva York aseguró en una entrevista radiofónica sentirse "100 por ciento bien" y detalló que permanecerá confinado "algunos días más".

"Probablemente me infecté hace siete u ocho días, por lo que estaré (en cuarentena) tres o cuatro días más para asegurarme de que se ha ido (el virus) de mi cuerpo", dijo, según ha informado la cadena de televisión CNN.

Giuliani, que lidera las batalla judicial emprendida por Trump para intentar desbaratar la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos, ha calificado a algunos de los fármacos que le han administrado de "milagros".

"Hay uno que tomé y a la mañana siguiente me sentía como si fuera diez años más joven", señaló, agregando que ha tomado "algunas de las mismas medicinas" que el actual mandatario recibió cuando también estaba luchando contra la COVID-19 en octubre, que también hizo que fuera hospitalizado. En concreto, el presidente tomó la terapia de anticuerpos experimental de Regeneron, además de dexametasona y remdesivir.

El abogado personal del presidente, que se considera paciente de riesgo para la COVID-19 debido a su edad, ha ignorado repetidamente las directrices de salud pública para evitar contagiarse de la enfermedad, apareciendo sin mascarilla en actos públicos.