Publicado 17/04/2020 10:49:07 +02:00CET

Coronavirus.- ACNUR entrega dinero en efectivo a más de 100.000 familias en Irak para comprar jabón

Coronavirus.- ACNUR entrega dinero en efectivo a más de 100.000 familias en Irak
Coronavirus.- ACNUR entrega dinero en efectivo a más de 100.000 familias en Irak - Ameer Al Mohammedaw/dpa

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha anunciado este viernes su operación para entregar a un total de 110.000 familias vulnerables de refugiados, desplazados internos y retornados de Irak una cantidad de dinero en efectivo para comprar jabón y otros productos de higiene personal imprescindibles para protegerse de contagios ante la pandemia de coronavirus.

ACNUR avisa de que la población beneficiada de esta medida, un total aproximado de 550.000 personas según los cálculos de la agencia, ha quedado especialmente expuesta a la propagación de la epidemia por todo el país, donde se han registrado ya unos 1.400 casos y 80 fallecidos, debido a las durísimas condiciones de vida a las que viven sometidos.

"Durante estos momentos tan difícies estamos obligados a apoyar a esta gente que se ha visto obligada a huir de sus hogares", indica la representante en funciones de ACNUR en la república árabe, Philippa Candler. "Como todos nosotros, están preocupados por sus familias, pero no tienen los medios para protegerse, así que este efectivo les ayudará a comprar productos de higiene básica, que es una medida preventiva esencial", ha añadido.

En realidad, la distribución de efectivo comenzó el pasado miércoles en el campo de refugiados de Basirma (en la provincia de Erbil, en el norte del país) donde viven en su mayoría refugiados sirios. Desde ahí, ACNUR tiene intención de repetir la operación en la práctica totalidad de los campamentos del país, en particular en los más próximos a zonas urbanas.

ACNUR ha garantizado que entregará este dinero en persona, con la colaboración de socios humanitarios, en visitas a domicilio, para asegurarse de que se cumplen las normas de distanciamiento social y no se originan apelotonamientos durante la donación.

La agencia de la ONU recuerda por último que ha solicitado a los donantes interncionales unos 25 millones de euros para cubrir sus actividades de protección de los refugiados durante la pandemia, entre ellas la distribución de pruebas de contagio, la adquisición de equipo médico, el entrenamiento de sanitarios y el desarrollo de actividades de desinfección en los campamentos.