Publicado 16/06/2020 17:43CET

Coronavirus.- ACNUR y el PMA lanzan una iniciativa para entregar alimentos a 10.000 refugiados ante la pandemia en Libia

Coronavirus.- ACNUR y el PMA lanzan una iniciativa para entregar alimentos a 10.
Coronavirus.- ACNUR y el PMA lanzan una iniciativa para entregar alimentos a 10. - 2011 GETTY IMAGES / DAN KITWOOD - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han anunciado este martes la puesta en marcha de una iniciativa conjunta para entregar alimentos a 10.000 refugiados y solicitantes de asilo atrapados en Libia en medio de la pandemia de coronavirus.

El programa ha sido lanzado "ante el grave impacto socioeconómico de la pandemia de COVID-19 en Libia y de los efectos del conflicto" y debido a que "la mayoría de los refugiados y solicitantes de asilo en Libia no han podido encontrar trabajo para su sustento debido al toque de queda y al dramático incremento de los precios de los alimentos y los productos básicos".

"El coste de la canasta básica se ha incrementado un 24 por ciento desde marzo", han indicado en un comunicado conjunto, en el que han resaltado que "muchos refugiados dicen que sólo pueden permitirse una comida al día".

Así, han indicado que un sondeo rápido realizado por el PMA entre el 30 de mayo y el 3 de junio al diez por ciento de refugiados considerados como receptores de ayuda mostró que la mitad de ellos tenían un consumo de alimentos "pobre o limitado", mientras que el 77 por ciento no pudo acceder a supermercados durante el último mes y el 70 por ciento no tenía dinero para comprar comida.

"Cada día tengo miedo a la muerte a causa del hambre", dijo uno de ellos. "Duermo en una estera. Hay muchas tiendas en las que quiero trabajar, pero no hay empleo. No hay nada en mi casa, al margen de pan y té", agregó.

Por ello, Samer Abdeljaber, representante del PMA en Libia, ha resaltado que "es imperativo escuchar estas necesidades y apoyar a los más vulnerables". "El acceso a comida nutritiva es un derecho", ha sostenido, antes de añadir que ACNUR y el PMA "han trabajado juntos previamente en momentos de crisis en el país".

"Ahora, con el desafío añadido de la COVID-19, nos unimos para garantizar un apoyo a los refugiados en situación de inseguridad alimentaria que dependen totalmente de la ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas", ha argumentado.

Entre los beneficiarios figuran refugiados y solicitantes de asilo recientemente liberados de centros de detención, así como refugiados en zonas urbanas que hacen frente a grandes desafíos a la hora de lograr acceso a los alimentos.

"La ayuda que vamos a dar en este proyecto lleva en un momento clave y salvará la vida a algunos de los refugiados y solicitantes de asilo más vulnerables en zonas urbanas", ha defendido el jefe de la misión de ACNUR en el país africano, Jean-Paul Cavalieri.

En este sentido, ha explicado que "la mayoría dependían del trabajo diario, que se ha secado a causa de las restricciones de movimiento debido a la COVID-19", antes de pedir "una liberación ordenada de los refugiados y migrantes detenidos de forma arbitraria".

Los trabajadores del PMA y ACNUR entregarán los paquetes de alimentos hasta final de año, garantizando las medidas de prevención por el coronavirus, en el marco del proyecto, que arrancó el lunes en un centro de la capital, Trípoli, para una fase piloto que beneficiará a 2.000 personas.