Publicado 19/02/2021 17:26CET

Coronavirus.- África supera el umbral de los 100.000 fallecidos por coronavirus

Zimbabue ha comenzado la vacunación contra el coronavirus con los trabajadores sanitarios como grupo prioritario.
Zimbabue ha comenzado la vacunación contra el coronavirus con los trabajadores sanitarios como grupo prioritario. - TAFADZWA UFUMELI/GETTY IMAGES

MSF denuncia a los "países desarrollados" por "bloquear" los esfuerzos por suspender las patentes de las vacunas contra la COVID-19

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de África ha informado este viernes del fallecimiento de 100.294 personas en el continente a causa del coronavirus, que ha contagiado ya a 3.796.354, de las cuales 3.346.404 han logrado superar la enfermedad.

Sudáfrica es el país más golpeado por la pandemia en el continente, con más de 1,4 millones de casos de coronavirus y 48.700 fallecidos. Cifras muy superiores a los siguientes de la lista, Marruecos, con 480.000 positivos y 8.500 muertos; y Túnez que supera por poco los 226.000 contagios y los 7.680 decesos.

En los últimos días los CDC africanos han informado de que las primeras dosis de la vacuna comenzarán a distribuirse a nivel continental, después de que algunos países, de manera unilateral, hayan comenzado ya con sus propios programas de vacunación, entre ellos Sudáfrica.

El director de la CDC, John Nkengasong, aseguró que las dosis de la vacuna de AstraZeneca serán distribuidas a alrededor de 20 países, dando prioridad a los trabajadores de la salud.

En ese sentido, y en consonancia con las demandas expresadas por otros organismos y gobiernos internacionales, la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado "el fracaso inaceptable" que supone que los países más ricos acumulen las dosis de las vacunas contra la COVID-19, en complicidad con las farmacéuticas.

"Lo que estamos presenciando en este momento es un fracaso inaceptable de la humanidad y de la respuesta global. Hay países que acumulan vacunas y que han comenzado a inmunizar a grupos de bajo riesgo mientras que países en desarrollo ni siquiera han comenzado a vacunar a los trabajadores de la salud", ha censurado la coordinadora de MSF para el sur de África, Claire Waterhouse.

MSF ha recordado que, hasta la fecha, se han repartido más de 194 millones de dosis, pero "casi ninguna" ha llegado a África subsahariana. "El acceso y la distribución equitativa de las vacunas COVID-19 es más esencial que nunca cuando el virus se ha cobrado ya 100.000 muertes en el continente africano".

"Pedimos a los gobiernos de las naciones ricas que han inmunizado a sus trabajadores sanitarios de primera línea y a los grupos de alto riesgo que ayuden ahora a los países de ingresos bajos y medios compartiendo sus suministros de vacunas con COVAX", ha propuesto la responsable de vacunación de MSF, Miriam Alía.

A su vez, MSF han condenado la actitud de los "países desarrollados", algunos de los cuales, ha denunciado, "bloquean desde hace meses los esfuerzos liderados por Sudáfrica e India" por suspender las patentes de propiedad intelectual sobre los productos, incluidas las vacunas, para tratar la COVID-19, en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Esta medida podría permitir a los países de ingresos bajos y medios producir o acceder a estos productos de manera más asequible a través de transferencias de tecnología", apunta la ONG.

SEGUNDA OLA EN EL SUR DE ÁFRICA

MSF ha recordado que la situación en el continente africano en materia sanitaria ya es de por sí precario, pero que la llegada del coronavirus ha acabado por colapsar los centros médicos y los hospitales de muchas regiones.

La situación se agrava teniendo en cuenta que después de las fiestas navideñas, la región "se vio sacudida por una repentina segunda ola de infecciones", en especial en el sur de África, en lugares como Esuatini, Malaui, Mozambique, Sudáfrica, o Zimbabue, donde se registraron más casos nuevos de COVID-19 en el mes de enero de 2021 que en todo 2020.

"Un rápido despliegue de las vacunas más eficaces para cada entorno tendría un impacto importante en la reducción de futuras infecciones y muertes entre los trabajadores sanitarios y la mayoría de los grupos de riesgo", ha explicado el director regional de MSF, Philip Aruna.

Sin embargo, lamenta, Aruna, "la mayoría de los países del sur de África, y de hecho del mundo en desarrollo, no han empezado a recibir las cantidades de vacunas que requieren".