Publicado 27/11/2021 08:53CET

Coronavirus.- Alemania confirma otros 67.000 nuevos contagios diarios y más de 300 fallecidos en las últimas horas

23 November 2021, North Rhine-Westphalia, Bochum: The crew of a Dutch ambulance brings a Covid-19 patient from Rotterdam to BG University Hospital Bochum. The patient had been treated in the intensive care unit in Rotterdam. Photo: Roland Weihrauch/dpa
23 November 2021, North Rhine-Westphalia, Bochum: The crew of a Dutch ambulance brings a Covid-19 patient from Rotterdam to BG University Hospital Bochum. The patient had been treated in the intensive care unit in Rotterdam. Photo: Roland Weihrauch/dpa - Roland Weihrauch/dpa

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias alemanas han notificado este sábado un total de 67.125 contagios diarios de coronavirus y 303 fallecidos en unas últimas 24 horas que han registrado un nuevo récord de incidencia, con 444 casos a siete días por cada 100.000 habitantes, según los datos aportados por el Instituto Robert Koch (IRK), encargado del control de la emergencia sanitaria en Alemania.

Pese a que, durante la irrupción del virus a nivel mundial hace cerca de dos años, Alemania supo contener la primera ola, ahora el país europeo está siendo uno de los más afectados y ya ha superado los 5,7 millones de casos y la barrera de las 100.000 muertes por la COVID-19, con un número de fallecidos diarios que recuerda las cifras vistas durante el primer trimestre de este año.

El ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, ha señalado que la situación que vive Alemania respecto a la pandemia "es la más grave hasta la fecha", al tiempo que ha pedido detener esta ola "ahora".

"De lo contrario, experimentaremos exactamente lo que siempre hemos querido evitar: una sobrecarga del sistema sanitario", ha continuado. En rueda de prensa, ha insistido en que, a pesar de las vacunas y las pruebas diagnósticas, es "crucial" reducir el número de contactos "de forma significativa".

Tras registrar estos datos, la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha lamentado que este jueves se recordaría como un "día triste" para el país y ha pedido más restricciones para frenar la propagación de la enfermedad.

La canciller ha incidido en que Alemania se encuentra en una situación "grave" y ha instado a "vigilar la nueva situación muy de cerca" y "a diario".