Publicado 08/06/2020 08:32CET

Coronavirus.- Alemania registra un nuevo descenso en el balance diario de coronavirus con seis muertos y 214 casos

Bundesrat session in Berlin
Bundesrat session in Berlin - Wolfgang Kumm/dpa

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado en las últimas 24 horas en Alemania seis víctimas mortales y 214 casos de coronavirus, frente a los 22 fallecidos y los 301 contagios de la jornada anterior, lo que eleva el balance a más de 184.000 contagiados y más de 8.600 muertos.

En total, el país ha registrado ya 184.193 contagios y 8.674 fallecidos, según ha informado este lunes el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental alemana encargada del seguimiento de las enfermedades infecciosas.

Baviera, con 47.371 infectados y 2.505 fallecidos, es el estado alemán que sufre los mayores estragos por el coronavirus. Le siguen Renania del Norte-Westfalia, con 38.660 casos y 1.623 fallecidos y Baden-Wurtemberg, con 34.937 casos y 1.791 muertos. La capital, Berlín, ha registrado 7.016 contagios y 205 muertos.

El número de recuperados es ya de 169.600, tras registrarse cerca de 400 altas médicas en las últimas 24 horas.

Este balance culmina una semana dominada por las medidas de estímulo adicionales presentadas por el Gobierno alemán para reactivar la economía del país y que la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha descrito como un espaldarazo hacia un futuro marcado por la epidemia mundial de coronavirus que ha sacudido el planeta.

El acuerdo fue alcanzado el pasado miércoles por Merkel y su socio en la coalición de gobierno en Berlín, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), tras una maratoniana negociación.

En su habitual mensaje semanal del sábado, Merkel explicó que este programa se suma a la habitual partida de estímulos prevista para los dos próximos años, a la que añadirá un total de 50.000 millones de euros.

La canciller alemana anunció que parte de este montante se dedicará al desarrollo de nuevas tecnologías, como la producción de hidrógeno, energías renovables y el saneamiento de edificios así como la transición hacia una movilidad más compatible con el medio ambiente.