Publicado 26/01/2021 08:15CET

Coronavirus.- Alemania suma más de 900 muertos diarios y roza los 53.000 fallecidos por coronavirus

Una trabajadora sanitaria transporta una caja con vacunas contra el coronavirus en Alemania
Una trabajadora sanitaria transporta una caja con vacunas contra el coronavirus en Alemania - Andreas Arnold/dpa pool/dpa

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Alemania han confirmado este martes más de 900 muertos por coronavirus durante las últimas 24 horas, con lo que el país europeo roza ya los 53.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, con más de 2,1 millones de casos.

El Instituto Robert Koch (RKI), el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha señalado a través de su página web que durante el último día se han confirmado6.408 casos y 903 fallecidos, lo que sitúa los totales en 2.148.077 y 52.990, respectivamente.

Asimismo, ha manifestado que en estos momentos hay cerca de 251.400 casos activos en el país, con una incidencia cumulada durante los últimos siete días de 107,6 y 89.509 casos detectados durante la última semana.

Por otra parte, ha resaltado que durante el último día alrededor de 20.400 personas se han recuperado de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, por lo que esta cifra ronda los 1.844.000 personas desde el inicio de la pandemia.

Entretanto, el Ejecutivo alemán reconoció el lunes estar preocupado por la variante del SARS-CoV-2 detectada en Reino Unido, que al parecer se transmite con más facilidad. En palabras del portavoz del Gobierno germano, Steffen Seibert, la mutación plantea un "peligro muy serio" en Alemania, que hasta ahora ha detectado una cifra muy baja de casos de la variante.

Seibert señaló que, tras semanas de confinamiento, la tasa de infecciones por COVID-19 finalmente está bajando, pero "al mismo tiempo hay un riesgo muy real de que la variante del virus prevalezca como en otros países y los números aumenten otra vez".

El Gobierno de Alemania acordó la semana pasada con los líderes de los estados federados la extensión del confinamiento impuesto por la pandemia hasta el 14 de febrero. La medida, inicialmente prevista para finales de enero, implica el cierre de restaurantes, instalaciones de ocio y tiendas de productos no esenciales, al tiempo que se hizo obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público y se fomentó el teletrabajo.