Publicado 17/12/2020 10:58CET

Coronavirus.- Arabia Saudí, primer país de Oriente Próximo en iniciar la vacunación contra la COVID-19

11 December 2020, Saudi Arabia, Mecca: Muslims pilgrimages keep a safe distance while circumambulating the Kaaba, during Friday prayers at the Grand Mosque of the holy city of Mecca. Photo: -/Saudi Press Agency/dpa
11 December 2020, Saudi Arabia, Mecca: Muslims pilgrimages keep a safe distance while circumambulating the Kaaba, during Friday prayers at the Grand Mosque of the holy city of Mecca. Photo: -/Saudi Press Agency/dpa - -/Saudi Press Agency/dpa

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Arabia Saudí ha iniciado este jueves su campaña de vacunación contra la COVID-19, con su ministro de Salud, Tawfiq al Rabiah, como el primero en recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech.

"Hoy es el principio del fin de la crisis" del coronavirus, ha subrayado e ministro tras ser vacunado, explicando que todos los ciudadanos y residentes recibirán la vacuna de forma gratuita y se instalarán "centros de vacunación en todas las regiones del reino", según informa Al Arabiya. El Ministerio de Salud ha informado de que los ciudadanos ya han comenzado también a recibirla.

Arabia Saudí se convierte así en el primer país de la región en iniciar la campaña de vacunación, después de que el reino recibiera este miércoles dos partidas de la vacuna de Pfizer-BioNTech y aprobara la semana pasada tanto esta como la fabricada por Pfizer.

Según el Ministerio de Salud saudí, más de 150.000 personas se han registrado ya para ser inoculados desde que el martes se puso en funcionamiento una aplicación para ello.

La campaña se llevará a cabo en tres fases, dando prioridad en la primera de ellas a los mayores de 65 años, trabajadores sanitarios y personas con enfermedades crónicas. En la segunda fase, serán vacunados los mayores de 50 años, mientras que en la última la vacuna estará disponible para el resto de la población.

Arabia Saudí, con una población de unos 34 millones de habitantes, ha registrado hasta el momento más de 360.000 contagios así como unas 6.000 víctimas mortales. El reino comenzó a levantar las restricciones adoptadas al inicio de la pandemia en mayo y desde entonces no se han vuelto a introducir ni se ha producido hasta el momento una segunda ola de contagios.