Publicado 22/04/2021 02:22CET

Coronavirus.- Argentina supera los 60.000 fallecidos por coronavirus mientras continúa el debate por clases presenciales

HANDOUT - 21 April 2021, Argentina, Buenos Aires: Argentinian Health Minister Carla Vizzotti (C), participates in a press conference on the latest updates concerning the Coronavirus pandemic. Photo: ---/Prensa Presidencia/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso edi
HANDOUT - 21 April 2021, Argentina, Buenos Aires: Argentinian Health Minister Carla Vizzotti (C), participates in a press conference on the latest updates concerning the Coronavirus pandemic. Photo: ---/Prensa Presidencia/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso edi - ---/Prensa Presidencia/dpa

La ministra de Salud alerta de que el país vive su "peor momento" por la pandemia y defiende las restricciones impuestas en Buenos Aires

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Argentina ha superado este miércoles los 60.000 fallecidos por coronavirus, mientras continúa el debate a la espera del fallo del Tribunal Supremo sobre la presencialidad de las clases en Buenos Aires.

El Ministerio de Salud argentino ha informado de un total de 60.083 decesos a causa de la COVID-19, 291 en la última jornada, mientras se han alcanzado 2.769.552 casos, 25.932 registrados en las últimas 24 horas.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, ha alertado de que el país vive su "peor momento" de la pandemia y ha llamado a "priorizar la salud sobre la política", según recoge la agencia argentina Télam.

En esta etapa de "más riesgo", la ministra ha defendido el Decreto Nacional de Urgencia (DNU) con el que el Gobierno ha suspendido por quince días las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que presenta un "aceleramiento en el número de casos".

Vizzotti ha incidido en el "riesgo" que supone la "movilización de las personas" para la asistencia a clases y ha reiterado su mensaje de que lo "fundamental" es "poner en valor este riesgo colectivo" que "no estaba vigente cuando se iniciaron clases", pero sí ahora.

Frente a la situación en AMBA, que ha registrado el 54 por ciento de los nuevos casos, el Gobierno ha reforzado los mecanismos para agilizar las derivaciones de pacientes afectados por la COVID-19 y que se garantice la distribución de insumos, con el objetivo de evitar el "desborde" del sistema de salud.

Al respecto, el presidente de la Sociedad Argentina de Enfermería, David Cardozo, ha precisado que "muchos" municipios de la provincia están "con el 100 por ciento de las camas de terapia intensiva ocupadas".

Por otro lado, ha advertido de que el sistema hospitalario en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) está "al borde del colapso" y ha criticado la decisión del Gobierno porteño de autorizar las clases presenciales "que movilizan a más de 100.000 personas en el transporte público", que es "foco de contagio".

Sobre la situación en la ciudad de Buenos Aires, especialistas han afirmado a Télam que la franja etaria hasta los 9 años es la que tiene un mayor incremento de casos y que han crecido los pacientes en los hospitales pediátricos porteños.

A la espera del fallo del Tribunal Supremo sobre la presencialidad de las clases en la ciudad Buenos Aires, que ha levantado una nueva manifestación este miércoles contra el cierre, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha abordado el tema con el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Así han evaluado las condiciones que se dan en la actividad en el aula en cada provincia y han tratado la situación en Buenos Aires ante el incumplimiento del fallo de la Justicia federal de Argentina, que había ordenado al Gobierno de la ciudad Buenos Aires que suspenda la presencialidad hasta que el Tribunal Supremo resuelva el litigio que enfrenta a las autoridades locales y nacionales.

En este contexto, el jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, ha sido denunciado este miércoles por distintos delitos, como "resistencia o desobediencia a funcionario público, abuso de autoridad y violación de medidas contra la propagación de una epidemia", por no acatar este fallo, mientras varios sectores cuestionan su postura.

Contador