Publicado 08/04/2021 15:34CET

Coronavirus.- Australia prioriza el uso de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer para las personas menores de 50 años

Archivo - Infectious diseases expert Krispin Hajkowicz is being vaccinated during a rollout of the COVID-19 Pfizer vaccine at STARS Metro North Health facility, in Brisbane, Monday, March 1, 2021. Australia has recently began its roll out of the Pfizer co
Archivo - Infectious diseases expert Krispin Hajkowicz is being vaccinated during a rollout of the COVID-19 Pfizer vaccine at STARS Metro North Health facility, in Brisbane, Monday, March 1, 2021. Australia has recently began its roll out of the Pfizer co - AAPIMAGE / DPA - Archivo

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias de Australia han decidido este jueves priorizar la administración de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por Pfizer para las personas menores de 50 años, en el marco de las preocupaciones derivadas de un vínculo entre el fármaco de AstraZeneca y las trombosis.

El grupo de expertos médicos del Gobierno australiano se reunió el miércoles para valorar el uso del inmunizador de AstraZeneca, después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyera que existe una "posible relación" entre el fármaco y los coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas. Por ello, decidió que estos eventos deben figurar en la lista de efectos secundarios "muy raros" de la vacuna.

"Se prefiere el uso de la vacuna de Pfizer sobre el de AstraZeneca en adultos menores de 50 años que aún no han recibido la primera dosis de la misma", ha anunciado el jefe médico del Gobierno australiano, Paul Kelly, en rueda de prensa, ha informado ABC News.

En este sentido, ha aclarado que las personas que ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca y no han experimentado ningún "efecto secundario adverso" pueden ser inoculados también con la segunda.

Reino Unido concluyó el miércoles que, por la relación entre el fármaco y los trombos, se debe ofrecer un fármaco alternativo a quienes tengan menos de 30 años.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias australianas han registrado más de 29.000 personas contagiadas de la COVID-19, incluidas algo más de 900 víctimas mortales a causa de la enfermedad.

Contador