Publicado 25/07/2020 06:47CET

Coronavirus.- Austria pedirá el resultado de una prueba del coronavirus realizada tres días antes para entrar al país

Coronavirus.- Austria pedirá el resultado de una prueba del coronavirus realizad
Coronavirus.- Austria pedirá el resultado de una prueba del coronavirus realizad - Helmut Fohringer/APA/dpa - Archivo

VIENA, 25 Jul. (DPA/EP) -

Las personas que quieran entrar en Austria procedentes de países en los que la pandemia del coronavirus esté en una situación crítica deberán proporcionar el resultado negativo de una prueba diagnóstica de la COVID-19 realizada tres días antes, según una nueva normativa emitida por el Ministerio de Salud que entrará en vigor este lunes.

La normativa implica que el tiempo de validez de la prueba en cuestión se ha acortado, ya que las autoridades austriacas aprobaron la entrada al país con una prueba diagnóstica que tuviera cuatro días de antigüedad previamente.

El Ministerio de Salud ha publicado una lista de 32 países con un alto nivel de infección este viernes, después de concluir que el aumento en los casos que registra Austria recientemente está parcialmente vinculado con los viajes al y desde el exterior.

La lista en cuestión incluye a la mayoría de los países balcánicos, que han sido la fuente de focos de infección en Austria en las últimas semanas. Suecia y Portugal también están en la lista, igual que Estados Unidos, Brasil e India.

Así, las personas procedentes de estos 32 destinos que lleguen a Austria tendrán que enseñar el resultado negativo de un test en la frontera o, en su lugar, hacerse una prueba diagnóstica dos días después de entrar en el país.

El requerimiento también se aplica a los austriacos y a los ciudadanos de la Unión Europea. Además, también se incluye a Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega.

Austria también ha endurecido las reglas que se aplican actualmente a las personas que no pertenecen a ninguno de estos países y que llegan a la nación desde la zona Schengen.

Dichos viajeros tenían que cumplir una cuarentena de 14 días, pero se les permitía abandonar el aislamiento cuando mostraban una prueba negativa. La nueva normativa exige una prueba y una cuarentena que no puede interrumpirse.