Publicado 20/12/2020 14:03CET

Coronavirus.- Bélgica se suma a Países Bajos y también suspende vuelos a Reino Unido por la nueva cepa de coronavirus

01 April 2020, England, Bournemouth: British Airways aircrafts are seen parked at Bournemouth airport after the airline reduced flights amid travel restrictions and a huge drop in demand as a result of the coronavirus pandemic. Photo: Andrew Matthews/PA W
01 April 2020, England, Bournemouth: British Airways aircrafts are seen parked at Bournemouth airport after the airline reduced flights amid travel restrictions and a huge drop in demand as a result of the coronavirus pandemic. Photo: Andrew Matthews/PA W - Andrew Matthews/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades belgas han anunciado la suspensión de todos los vuelos con destino u origen en Reino Unido durante al menos 24 horas en respuesta a la detección de una nueva cepa de coronavirus más contagiosa con especial incidencia en Londres y el sureste de Inglaterra. Países Bajos también ha suspendido los vuelos y Francia "estudia seriamente" hacerlo también.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, ha explicado en declaraciones a la cadena VRT que también se suspenden los viajes del tren Eurostar pese a que aún se estudia la nueva cepa. "No tenemos una respuesta concluyente", ha reconocido De Croo.

El mandatario belga ha anunciado además controles preventivos de carretera y los viajeros procedentes de Reino Unido serán vigilados estrechamente para garantizar que cumplen con las reglas de cuarentena. "Proporcionaremos información muy clara a todos los recién llegados sobre lo que se espera de ellos", ha indicado De Croo.

El ministro de Sanidad holandés, Hugo de Jonge, anunció previamente la suspensión de las comunicaciones británicas con Países Bajos. "Una mutación infecciosa del virus COVID-19 (sic) está circulando por Reino Unido. Se cree que se propaga más fácil y más rápidamente y es más difícil de detectar", ha explicado.

En respuesta al pico de contagios, Reino Unido ha decretado el confinamiento par Londres y el sureste del país, designadas como zonas en Nivel 4, lo que obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales e impone el trabajo desde casa salvo circunstancia inapelable.

Aunque en principio la duración inicial estipulada es de dos semanas, estas restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno británico se pronunciará sobre una posible extensión para salvar, en la medida de lo posible, la última semana navideña.