Publicado 08/05/2020 12:08CET

Coronavirus.- Bélgica supera las 8.500 muertes y 52.000 positivos por coronavirus pero bajan las hospitalizaciones

Coronavirus.- Bélgica supera las 8.500 muertes y 52.000 positivos por coronaviru
Coronavirus.- Bélgica supera las 8.500 muertes y 52.000 positivos por coronaviru - Thierry Roge/BELGA/dpa

BRUSELAS, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Bélgica ha alcanzado este viernes la cifra de 8.521 fallecidos y 52.011 positivos por coronavirus desde que la pandemia llegó al país, si bien las cifras confirman una tendencia a la baja de aproximadamente el 5 por ciento diario durante la última semana en lo que a nuevos ingresos hospitalarios y pacientes graves se refiere, según el último balance oficial.

En las últimas 24 horas se han registrado 591 nuevos casos de contagio, más de la mitad en la región de Flandes, y 108 enfermos han sido hospitalizados, lo que eleva el total a 2.555 pacientes en los hospitales.

Estas cifras confirman, según ha indicado en una rueda de prensa uno de los portavoces del Servicio de Salud Pública, Yves van Laethem, que existe una tendencia descendente de entre el 5 y el 6 por ciento diario durante la última semana en el número de nuevos casos, el nivel de nuevas hospitalizaciones y de pacientes graves que requieren cuidados intensivos.

Desde el 15 de marzo, fecha en la que Bélgica empezó a contar los pacientes afectados por la Covid-19, han recibido el alta 13.201 pacientes curados.

Con estos resultados, las autoridades belgas iniciaron esta semana la relajación de las medidas de confinamiento fijadas para contener el coronavirus, empezando por la reapertura de guarderías y de la reactivación de la actividad de empresas sin contacto directo con los clientes.

A partir de este domingo se podrá recibir en casa hasta cuatro invitados, sabiendo que no deberán reunirse con otros núcleos y que estas personas deberán ser siempre las mismas si se repiten las reuniones más adelante. Además, desde el lunes abrirán sus puertas todos comercios.

Con todo, el portavoz del Centro de Crisis, Benoît Ramacker, ha avisado de que el inicio de la desescalada "no debe entenderse como una luz verde" a retomar los contactos sin limitaciones con la familia o amigos, porque sigue siendo prioritario respetar el confinamiento fuera de las ocasiones permitidas para tratar de contener nuevos repuntes.