Publicado 04/03/2021 12:37CET

Coronavirus.- Biden asegura que Texas y Misisipi tienen un "pensamiento neardental" por levantar las restricciones

Joe Biden, presidente de Estados Unidos
Joe Biden, presidente de Estados Unidos - MICHAEL REYNOLDS - POOL VIA CNP / ZUMA PRESS / CON

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha criticado este jueves la decisión de los estados de Texas y Misisipi de levantar las restricciones vigentes por la pandemia de COVID-19, señalando que las autoridades locales tienen un "pensamiento neardental".

Los gobernadores de Texas y Misisipi, Greg Abbott y Tate Reeves, respectivamente --ambos republicanos--, anunciaron el miércoles su decisión de suprimir el uso obligatorio de mascarilla y permitirán que todos los negocios vuelvan a operar a pleno rendimiento.

Las decisiones se han tomado a pesar de los llamamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) y otras autoridades sanitarias, que han advertido sobre la relajación prematura de las restricciones por la posibilidad de que los contagios aumenten, especialmente mientras las variantes de la COVID-19, más contagiosas, continúan propagándose.

"Creo que es un gran error", ha censurado Biden, que ha reivindicado que "las mascarillas marcan la diferencia", según ha informado la cadena de televisión CNN. "Estamos a punto de poder cambiar fundamentalmente la naturaleza de esta enfermedad porque podemos poner vacunas en los brazos de las personas", ha agregado, recalcando que "lo último que necesitamos es pensamiento neardental".

Así, el mandatario estadounidense ha pedido a la ciudadanía respetar las medidas sanitarias. "Es crítico, crítico, crítico que las personas confíen en la ciencia: lavaos las manos, hacedlo frecuentemente; usad mascarilla y mantener el distanciamiento físico", ha aseverado.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del mundo y uno de los que menos restricciones ha implantado para frenar la propagación de la COVID-19. Los gobernadores de los estados estadounidenses tienen la capacidad de decidir la respuesta a la pandemia, lo que ha ocasionado disparidad de estrategias, algunas que han apostado por fuertes limitaciones y otras menos restrictivas.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias de la nación norteamericana han contabilizado más de 28,7 millones de personas contagiadas de COVID-19, incluidas más de 518.400 víctimas mortales debido a la enfermedad.