Publicado 27/04/2020 2:21:31 +02:00CET

Coronavirus.- Bolivia reconoce haber pagado sobrecostes para obtener pruebas de detección del nuevo coronavirus

Coronavirus outbreak in Bolivia
Coronavirus outbreak in Bolivia - Marcelo Perez del Carpio/dpa

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro interino de Salud de Bolivia, Marcelo Navajas, ha informado este domingo de que se han pagado sobrecostes para obtener pruebas de detección del nuevo coronavirus, ya que "han sido difíciles de encontrar" debido a la gran demanda mundial.

"Hay ciertas pruebas que todavía no hay para comprar, y hay otras que han sido difíciles de encontrar, así es que hemos tenido que pagar sobreprecios para poder tener ese equipamiento", ha reconocido Navajas en una entrevista para Televisión Boliviana.

Navajas ha detallado que el número de pruebas es cinco veces mayor con respecto al inicio de la pandemia y ha ilustrado este hecho asegurando que en abril se han realizado 3.500 pruebas frente a las 934 que se llevaron a cabo en marzo.

"El próximo mes esperamos ir por la misma proyección", ha expresado Navajas, quien también ha hablando acerca del desarrollo de nuevos laboratorios y la formación de más personal para gestionar y realizar las pruebas.

El ministro interino ha explicado a su vez que al menos durante los próximos seis meses seguirán estando vigentes algunas de las medidas de precaución para prevenir nuevos contagios, como extremar las medidas de higiene, o el uso de mascarillas.

Un día antes, el ministro interino de Economía, José Luis Parada, anunció que las autoridades del país andino estaban barajando la posibilidad de flexibilizar algunas de las medidas a partir del mes de mayo "para poder avanzar" en materia económica sin que se "disparen los contagios", pues se prevé un decrecimiento de entre un dos y un tres por ciento.

De acuerdo con el último balance de las autoridades bolivianas, se han registrado en el país 866 casos positivos y 46 víctimas mortales, lo que hace de Bolivia uno de los territorios de la región con menos afectados por la pandemia.