Publicado 25/06/2021 11:14CET

Coronavirus.- Bolsonaro niega haber sido alertado de posibles irregularidades en la compra de la vacuna india Covaxin

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - Fepesil/TheNEWS2 via ZUMA Wire/d / DPA

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha negado haber sido alertado de posibles irregularidades en la compra de la vacuna india Covaxin después de que varios miembros de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) sobre la gestión de la pandemia desvelaran que el mandatario habría sido informado personalmente de ello.

Bolsonaro, que ha admitido haberse reunido con el diputado Luis Miranda, hermano del titular del Departamento de Logística Sanitaria del Ministerio de Salud y quien habría dado la voz de alarma, ha asegurado que el parlamentario no le dio información sobre este asunto.

Las negociaciones para la compra de la vacuna india se han convertido en objeto de investigaciones por parte de la comisión y el Ministerio. Covaxin es actualmente la vacuna más comercializada por el Gobierno brasileño.

Si bien varios documentos del Ministerio de Exteriores de Brasil señalan que estas dosis se habrían comprado por un precio once veces superior al estipulado por el fabricante, el Ministerio de Sanidad ha negado estas informaciones. En una entrevista con el periódico 'O Globo', Luis Ricardo Miranda aseguró que tanto él como su hermano se habían reunido con el presidente para denunciar presuntas irregularidades en las negociaciones.

Tras la entrevista, el Gobierno anunció que investigaría las acusaciones, aunque calificó las palabras de "calumnia", según informaciones del portal G1. "Justo cuando Luis Miranda estaba aquí, podía llamarme a mí o al ayudante de campo y preguntar: ¿Qué está pasando? Y yo le respondía. Es algo que pasó, no dijo nada sobre la corrupción en curso. No hay nada, no hay nada", ha asegurado Bolsonaro.

"Cuatro, cinco meses después de que me hablara no pasó nada. Ni una sola dosis de Covaxin llegó a Brasil. No se gastó ni un centavo en eso", ha añadido el presidente. Sin embargo, senadores del CPI han señalado que Bolsonaro habría remitido estas denuncias al entonces ministro de Sanidad Eduardo Pazuello, que habría ordenado una investigación a nivel interno.