Publicado 12/11/2020 02:39CET

Coronavirus.- Brasil suma otras 550 muertes por coronavirus y supera ya el umbral de las 163.000 víctimas mortales

Un trabajador del sistema estatal de Salud de Sao Paulo.
Un trabajador del sistema estatal de Salud de Sao Paulo. - LECO VIANA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Brasil ha informado este miércoles de la muerte de otras 554 personas a causa del nuevo coronavirus, ascendiendo así el total hasta los 163.373 fallecidos, mientras la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ha autorizado la reanudación de los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinovac.

Las autoridades sanitarias han comunicado también un aumento de 48.331 nuevos contagios, lo que significa 5.748.375 casos acumulados desde el inicio de la pandemia, que tiene al gigante sudamericano como tercer país más afectado por la pandemia a nivel global.

Sin embargo, por séptimo día consecutivo, y debido a problemas informáticos que arrastran algunas secretarias estatales de Salud, la cartera del Gobierno no ha sido capaz de ofrecer la totalidad de los datos actualizados.

Algunos estados, como Minas Gerais, no han podido ofrecer cifras actualizadas desde el pasado 7 de noviembre. Sao Paulo y Río de Janeiro continúan siendo las regiones más afectadas por la pandemia en Brasil.

Por otro parte, Anvisa, dos días después de que interrumpiera los ensayos clínicos de la vacuna china contra la COVID-19 alegando un "suceso adverso grave", ha decidido retomar los estudios y ha matizado que su paralización no significa que el producto investigado no sea seguro, sino que se trata de una práctica "común".

La vuelta a los ensayos se produce también horas después de que el Tribunal Supremo exigiera a esta agencia sanitaria detalles concretos de por qué se decidió paralizar los estudios, alegando que se trataba de "una cuestión de interés público".

En un primer momento se especuló que la muerte de uno de los voluntarios habría sido la razón, pero el Instituto Butantán, que colabora con Sinovac en el desarrollo de su vacuna en Brasil, descartó dicha posibilidad, pues el fallecimiento estaba relacionado con el suicidio de esta persona.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha puesto en duda en varias ocasiones la viabilidad de esta vacuna y el martes volvió a minimizar los efectos de la pandemia señalando que Brasil tiene que "dejar de ser un país de maricas" y enfrentarse a la enfermedad "a pecho descubierto".

Contador