Publicado 28/10/2020 15:35CET

Coronavirus.- Bruselas insta a los 27 a compartir datos sobre la capacidad de hospitales y coordinar test y vacunas

Von der Leyen augura "unas Navidades diferentes" y advierte del riesgo de relajar las medidas demasiado pronto

BRUSELAS, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha pedido este miércoles a los gobiernos europeos que compartan más y mejor información en la lucha contra el coronavirus, por ejemplo sobre la capacidad de los hospitales y de sus unidades de cuidados intensivos de cara a explorar tratamientos transfronterizos ante el riesgo de colapso de algunos centros.

Así lo ha expresado la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, en una rueda de prensa para presentar una batería de nuevas propuestas para reforzar la coordinación entre los socios frente al avance de la segunda ola de contagios, que ha dado lugar a una "situación muy grave" en la que más de un millón de europeos se ha contagiado solo en a lo largo de la última semana.

Por eso, la jefa del Ejecutivo comunitario ha pedido medidas "valientes" para contener el avance del virus, coordinando la campaña de vacunación a escala europea y con un enfoque común sobre el acceso a test rápidos, por ejemplo, al tiempo que ha avisado de que "ningún Estado miembro" podrá dejar atrás la pandemia mientras no lo hagan también el resto de socios.

Para todo ello, Bruselas, que espera presentar en diciembre una primera propuesta para iniciar el camino hacia una 'Unión de la Salud', apela de nuevo a la solidaridad y coordinación de los Veintisiete para evitar que la capitales vuelvan a la gestión disonante de la primera ola, cuando los Estados miembro cerraron fronteras interiores y bloqueaban el comercio de material esencial como las mascarillas.

El presidente del Consejo europeo, Charles Michel, ha convocado a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea a discutir este jueves por videoconferencia sobre una mejor coordinación, y de cara a esta cita Von der Leyen ha adelantado que les pedirá que apuesten por los test rápidos y presenten planes nacionales para la detección del virus en un plazo de dos semanas que permitan coordinar una estrategia europea para su despliegue.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha concedido que es consciente de que los test rápidos no son por el momento tan fiables como las PCR, sobre todo en el caso de pacientes asintomáticos, pero ha insistido en que serían pruebas "complementarias" en especial de cara a la detección masiva de contagios.

En este sentido, el microbiólogo y experto asesor de Von der Leyen para esta crisis, el belga Peter Piot, ha apuntado la necesidad de contar con test "más fiables, rápidos y baratos" para contener la expansión de la pandemia que ha alcanzado ya la infección comunitaria por lo que su rastreo se complica.

Piot, que ha coincidido con Von der Leyen en recalcar que las próximas navidades serán "diferentes" y ha avisado del riesgo de una "tercera ola" si se relaja el control demasiado pronto, se ha mostrado convencido de que "el comportamiento individual de cada uno lo que marcará la diferencia".

Además, y aunque ha subrayado que las medidas de confinamiento en los Estados miembro no son iguales a las de primavera, Piot ha avisado de que "sin duda es necesario un grado de confinamiento para contener" los contagios y evitar más muertes.

VACUNAS

Sobre la vacuna, el experto ha recordado que aunque se espera contar con los resultados de los ensayos clínicos de algunas candidatas antes de final de año ello "no quiere decir que haya una vacuna disponible de inmediato", sino que durante un tiempo deberá combinarse las campañas de vacunación con el mantenimiento de las medidas clave como el porte de mascarilla y la higiene de manos. "No se volverá a la normalidad de un día al otro", ha zanjado.

"Habrá que esperar quizá a final de año para ver si hay una vacuna" y llevará tiempo hasta saber si tenemos una vacuna "eficaz y segura" que genere la inmunidad suficiente para distribuir una primera generación, ha dicho Von der Leyen, quien ha estimado que a partir de abril se podrá contar con entre 20 y 50 millones de dosis al mes.

La política alemana también ha insistido en la necesidad de que los países proporcionen información fiable al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) para contar con una visión clara de la situación epidemiológica antes de tomar nuevas decisiones, pero también ha llamado a los europeos a instalar en sus dispositivos las aplicaciones para el trazado de contactos de riesgo y animado a los países a agilizar su interoperabilidad europea.

Otra de las iniciativas sobre las que Bruselas insistirá en las próximas semanas, ha dicho Von der Leyen, es sobre la necesidad de contar con un formulario único para los viajeros que facilite su localización en caso de riesgo y que esté disponible online para asegurar un formato armonizado.