Publicado 15/03/2020 10:53:58 +01:00CET

Coronavirus.- Burkina cierra escuelas y universidades tras constatar siete contagios en medio de una crisis de seguridad

Coronavirus.- Burkina cierra escuelas y universidades tras constatar siete conta
Coronavirus.- Burkina cierra escuelas y universidades tras constatar siete conta - TOM PEYRE-COSTA/NRC - Archivo

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Burkina Faso han decretado el cierre a partir del lunes de todas las escuelas y universidades tras constatar siete casos de coronavirus en el país, en medio de una extraordinaria crisis de seguridad, que ha generado casi 800.000 desplazados internos.

"A raíz de la evolución de la pandemia de coronavirus, el Gobierno ha decidido de guarderías, colegios, institutos y universidades desde el lunes 16 al martes 31 de marzo en todo el territorio nacional", según ha informado el Gobierno en un comunicado recogido por el portal de noticias Sidwaya.

"El Gobierno invita a la población a respetar las medidas de prevención e higiene contra el COVID-19 indicadas por el Ministerio de Salud", apunta la nota, publicada tras el último balance de las autoridades, que fijaban en siete los contagios y en una decena los casos bajo observación.

Este cierre supone un agravamiento de la crisis educativa generada por la violencia yihadista e intercomunitaria en un país en el que, el pasado mes de diciembre, permanecían cerradas 2.087 escuelas por culpa de estos enfrentamientos, afectando a más de 300.000 alumnos y 9.200 profesores.

De hecho Médicos sin Fronteras ya avisó el mes pasado de que el número creciente de ataques contra la población civil ya suponía un factor multiplicador de riesgo ante posibles epidemias, habida cuenta de que el ya de por sí frágil sistema de salud se está viendo afectado, alertó la ONG.

"El sistema regular de salud está completamente perturbado en la actualidad, lo que significa por ejemplo que no se lleva a cabo ninguna estrategia avanzada de vacunación en el contexto actual", afirmó el jefe de la misión de la ONG en el país africano, Hassan Maiyaki.

Contador