Publicado 29/06/2021 07:27CET

Coronavirus.- Cerca de la mitad de la población australiana está confinada tras ponerse en cuarentena Brisbane

Archivo - A man is seen crossing a near empty Edward Street in the CBD of Brisbane, Tuesday, March 30, 2021. People in Greater Brisbane have been ordered into lockdown as authorities try to suppress a growing coronavirus (COVID-19) cluster of seven cases.
Archivo - A man is seen crossing a near empty Edward Street in the CBD of Brisbane, Tuesday, March 30, 2021. People in Greater Brisbane have been ordered into lockdown as authorities try to suppress a growing coronavirus (COVID-19) cluster of seven cases. - AAPIMAGE / DPA - Archivo

Brisbane es la cuarta capital regional australiana en la que se restringen movimientos ante el avance de la COVID-19

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de la mitad de la población australiana estará confinada desde este martes, tras ponerse en cuarentena una cuarta capital regional del país Brisbane, ante el aumento de los casos de coronavirus.

La capital de Queensland, Brisbane, y zonas del sureste de este estado, además de zonas de la ciudad de Townsville, Palm Island y Magtenic Island, comenzarán este martes a las 18.00 horas (hora local) una cuarentena.

La primera ministra de Queensland, Annastacia Palaszczuk, ha anunciado este confinamiento que se espera duré hasta las 18.00 horas del viernes, por lo que será un "bloqueo rápido", todo ello con el objetivo de contener la propagación de la variante delta del coronavirus.

"No solo estamos combatiendo un brote, nos estamos enfocando en un número y hoy ha salido a la luz más información. Ahora estamos lidiando con múltiples escenarios y es hora de que actuemos y actuemos rápido", ha aseverado.

Este estado es el cuarto en apostar por el confinamiento, después de Nueva Gales del Sur, el Territorio Norte y Australia Occidental, según informa el portal australiano 'News'. Así, Brisbane es la cuarta capital regional tras Sidney, Perth y Darwin.

Este confinamiento supone el permiso para salir del domicilio solo en situaciones esenciales como hacer la compra o ejercicios, además de la limitación de aforos o cierres de establecimientos.

Con más de doce millones de australianos bajo restricciones, el país lucha por contener brotes locales, mientras ha sumado 25 nuevos casos locales en la última jornada y tiene 270 casos activos.

Desde que estalló la pandemia, Australia ha acumulado 30.560 positivos y 910 decesos a causa de la COVID-19, según datos de la Universidad Johns Hopkins.