Publicado 01/03/2021 15:19CET

Coronavirus.- Cisjordania registra más de 1.500 contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas

02 February 2021, Palestinian Territories, Bethlehem: A Palestinian health worker receives a Moderna Coronavirus (Covid-19) vaccine. Palestinian Authority began vaccinating health workers after a global pressure campaign on Israel to provide the vaccines.
02 February 2021, Palestinian Territories, Bethlehem: A Palestinian health worker receives a Moderna Coronavirus (Covid-19) vaccine. Palestinian Authority began vaccinating health workers after a global pressure campaign on Israel to provide the vaccines. - Mosab Shawer/APA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos casos de coronavirus en Cisjordania han superado este lunes los 1.500, hasta llegar a los 1.626, en un contexto marcado por la circulación de las nuevas variantes del virus.

Según el recuento del que se hace eco la agencia oficial de noticias palestina Wafa, 14 personas han muerto en esta región en las últimas 24 horas, mientras que en Gaza se han registrado 98 positivos por coronavirus y dos muertes.

Con estas cifras, el número de pacientes en cuidados intensivos en Cisjordania se ha elevado hasta los 116, de los que 29 necesitan respiradores.

En declaraciones recogidas por la agencia DPA, la ministra de Salud, Mai Al Kaila, ha culpado al aumento de casos a la variante británica y ha mostrado su preocupación por el sistema sanitario, ya que más del 85 por ciento de las camas especiales están ocupadas por pacientes de coronavirus, así como el 60 por ciento de los ventiladores, el mayor porcentaje en toda la pandemia.

Por este motivo, el pasado sábado, el Gobierno anunció nuevas restricciones como el fin de la asistencia presencial en los colegios, así como el fin de la movilidad entre provincias.

Durante el fin de semana --viernes y sábado-- la región se encuentra confinada, mientras el resto de días hay un toque de queda de 19:00 horas a 6:00 horas (hora local).

Entre otras medidas, se incluye la prohibición de celebrar bodas o funerales, así como restricciones de aforo a la mitad en oficinas y restaurantes entre otros tipos de instalaciones.