Publicado 14/12/2020 06:43CET

Coronavirus.- Corea del Sur baja hasta los 718 casos tras los más del mil registrados el último día

Militares de Corea del Sur en los actos por el aniversario del armisticio con Corea del Norte
Militares de Corea del Sur en los actos por el aniversario del armisticio con Corea del Norte - 2020 GETTY IMAGES / CHUNG SUNG-JUN - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés) ha confirmado este lunes 718 casos de coronavirus, retomando así cifras similares a las de los últimos días, después de que este domingo superara por primera vez desde el inicio de la pandemia los mil contagios.

En esta ocasión, de los 718 nuevos casos, 682 son de transmisión comunitaria y 36 procedentes del exterior, entre los que hay siete que han llegado desde Rusia, otros tantos de Indonesia, así seis de Estados Unidos y cuatro de Sudáfrica, detalla la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Entre los 43.484 contagios confirmados hay 32.102 que corresponden a personas que han superado la enfermedad. En contraposición, 185 personas permanecen hospitalizadas en estado grave y otras 587 han fallecido, siete de ellas en las últimas 24 horas.

En esta ocasión, Seúl ha registrado 217 casos, la provincia vecina de Gyeonggi ha sumado 220 positivos más, mientras que Incheon, en el noroeste de Corea del Sur, ha contabilizado 36 contagios.

Las autoridades surcoreanas han informado de dos nuevos focos, un restaurante del centro de Seúl, así como una iglesia en el oeste de la capital.

Pese a que el Gobierno ha advertido de que la ola actual amenaza con socavar el sistema médico del país, el primer ministro, Chung Sye Kyun, ha descartado por el momento pasar del nivel 2,5 de distanciamiento social al 3, el más restrictivo, con el que se cerrarían escuelas y se prohibirían eventos deportivos y reuniones de más de 10 personas.

Con las medidas actuales, siguen permitidas las reuniones de hasta 50 personas, los eventos deportivos sin público y celebraciones religiosas con un máximo de 20 participantes. Por otro lado, el transporte público no podrá operar a más del 30 por ciento de su capacidad, al igual que establecimientos de hostelería y ocio.