Publicado 22/09/2020 14:00CET

Coronavirus.- Dinamarca, Suecia, Grecia y Hungría alojarán reservas médicas de la UE para responder a futuras crisis

BRUSELAS, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha anunciado este martes que Dinamarca, Suecia, Grecia y Hungría alojarán reservas estratégicas de recursos médicos y de protección para hacer frente a futuras crisis, incluyendo una segunda oleada de coronavirus, en un intento de Bruselas por aumentar la preparación europea ante la pandemia.

De esta forma Europa tendrá seis centros de almacenaje, contando los ya existentes de Alemania y Rumania, para albergar material sanitario, entre otros un millón de mascarillas profesionales --del tipo FFP2 y FFP3--. Según ha informado el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, será el Ejecutivo comunitario el que gestione estas reservas y distribuya el material siguiendo "criterios objetivos" en caso de necesidad en los países de la UE.

"Ahora los estados miembro están mejor preparados pero no podemos descartar que alguno o varios se pueda ver sobrepasado por la situación. Por ello vamos a prepararnos mejor aumentado la capacidad de almacenaje de reservas que estará disponible para circunstancias extraordinarias", ha indicado el comisario esloveno.

Con todo, Lenarcic ha recordado que es competencia de los estados miembros prepararse y gestionar situaciones de crisis, por lo que el aumento de las reservas europeas no puede "absolver" a las capitales de su responsabilidad en esta materia.

Sobre el tamaño de las reservas, relativamente pequeño teniendo en cuenta la necesidad de equipos de protección de todo el continente, ha explicado que aumentarán y que, en todo caso, la filosofía de estos almacenes es que den asistencia a los profesionales que trabajan en primera línea como médicos, equipos de protección civil y policía. La idea es evitar que se repita la situación de finales de febrero y principios de marzo cuando los sanitarios trabajaban sin las debidas medidas de protección.

EL CASO DE ITALIA

Igualmente, Bruselas tiene presente el caso de Italia, primer país europeo afectado por la pandemia y que solicitó ayuda a los socios europeos a través del mecanismo de protección civil de la UE sin recibir respuesta.

La situación que atravesó Italia, unida a que Alemania y Francia prohibieron la exportación de recursos sanitarios en medio de la expansión del virus, generó gran controversia y puso sobre la mesa la necesidad de una mayor cooperación a nivel europeo para afrontar crisis como la del coronavirus.

"Inmediatamente la Comisión propuso incrementar la reserva de emergencia y en dos semanas hubo un acuerdo europeo para extender el mecanismo de protección civil para que cubriera la asistencia y protección médica", ha argumentado Lenarcic, en defensa de la respuesta comunitaria a la compleja situación vivida en primavera.