Publicado 04/08/2020 01:15CET

Coronavirus.- Ecuador rebasa los 87.000 casos de coronavirus después de confirmar más de 500 adicionales

Coronavirus.- Ecuador rebasa los 87.000 casos de coronavirus después de confirma
Coronavirus.- Ecuador rebasa los 87.000 casos de coronavirus después de confirma - Juan Diego Montenegro/dpa - Archivo

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ecuador ha superado este lunes las 87.000 personas contagiadas de COVID-19, tras constatar más de 500 positivos en las últimas 24 horas, según el último balance ofrecido por el Ministerio de Salud del país.

En concreto, las autoridades sanitarias ecuatorianas han confirmado 517 nuevos casos de la COVID-19, que han elevado el cómputo global hasta los 87.041. Asimismo, 5.767 personas han fallecido en Ecuador a causa de la enfermedad.

Por regiones, Guayas continúa a la cabeza como la más golpeada por el coronavirus en Ecuador, ya que contabiliza 17.593 positivos. Tras ella se ubican Pichincha, con 15.013, y Manabí, con 6.688.

En este contexto, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Guayaquil, en la provincia de Guayas y antiguo epicentro de la pandemia del coronavirus en Ecuador, ha prohibido las reuniones sociales en la ciudad, so pena de multa, debido al relajamiento de la población en el marco de la pandemia y a la falta de camas de unidades de cuidados intensivos a la que se enfrenta.

Así lo ha anunciado la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, que ha zanjado que las reuniones sociales se han "desbordado" en la localidad. "A cada rato hay reuniones sociales, donde nadie usa mascarilla ni respeta el distanciamiento", ha criticado.

"Vamos a controlarlo, vía ordenanza, a través de multas", ha trasladado, al tiempo que ha zanjado que "en Guayaquil no habrá reuniones sociales".

Las multas por realizar reuniones sociales, según informa el diario local 'El Comercio', serán de un salario mínimo, es decir, 400 dólares (340 euros) y se pondrán contra los propietarios de las viviendas donde se organicen reuniones.

Viteri también ha advertido de que los locales que se abran para reuniones serán multados y clausurados durante seis meses. "Lo haremos así, drásticamente, hasta que entiendan", ha dicho.

"Serán multados tantas veces lo hagan, hasta que entiendan que la epidemia no ha pasado. Aquí no habrá reuniones ni de 25 ni de 15 personas", ha concluido.