Publicado 07/12/2021 11:44CET

Coronavirus.- EEUU desaconseja los viajes a Francia, Portugal y Andorra ante el aumento de contagios de COVID-19

Archivo - Una perosna lee en una calle de Wuhan durante la pandemia.
Archivo - Una perosna lee en una calle de Wuhan durante la pandemia. - -/TPG via ZUMA Press/dpa - Archivo

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han recomendado evitar los viajes a países como Andorra, Francia y Portugal por considerarlos zonas de "alto riesgo" ante el aumento de la tasa de incidencia de contagios de coronavirus.

Así, todos ellos, junto a Chipre, Jordania, Liechtenstein y Tanzania, han sido incluidos en la lista de países que se encuentran en nivel 4 de alerta. Francia era uno de los principales países de destino para el turismo internacional antes de la pandemia, si bien ahora los CDC han recomendado no viajar al país hasta nuevo aviso.

Los destinos que pasan a formar parte del nivel 4 de alerta tienen más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 28 días. "La población debe evitar viajar a estos lugares", han indicado los CDC en un comunicado.

En este sentido, han recalcado que quien desee desplazarse debe estar completamente vacunado. "Los turistas que están completamente vacunados tienen menos posibilidades de expandir el virus. Sin embargo, viajar sigue suponiendo un riesgo e incluso aquellos que están vacunados pueden infectarse y contribuir a que nuevas variantes del coronavirus se expandan", señala la agencia.

Todos estos países --a excepción de Jordania-- ya figuraban como países de nivel 3. Francia se ha visto particularmente golpeada por esta última ola de contagios, lo que ha llevado al Gobierno a imponer nuevas medidas de restricción.

La variante ómicron del coronavirus ha llevado a los países a suspender vuelos con algunos Estados del sur de África. El lunes, Estados Unidos anunció la implementación de nuevas restricciones a los viajes debido a la presencia de la variante.

Estados Unidos, uno de los países más afectados del mundo por la pandemia, ha contabilizado más de 49 millones de casos y 788.000 fallecidos desde que estalló la crisis sanitaria.