Publicado 11/11/2021 04:02CET

Coronavirus.- EEUU impulsa un acuerdo entre J&J y COVAX para vacunar contra la COVID-19 a personas en zonas de conflicto

Archivo - 31 July 2021, Berlin: A medic draws a syringe from a Johnson & Johnson vaccine vial during a vaccination campaign in front of a Russian Orthodox church. Photo: Fabian Sommer/dpa
Archivo - 31 July 2021, Berlin: A medic draws a syringe from a Johnson & Johnson vaccine vial during a vaccination campaign in front of a Russian Orthodox church. Photo: Fabian Sommer/dpa - Fabian Sommer/dpa - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Administración estadounidense ha anunciado que ha impulsado un acuerdo entre Johnson & Johnson y el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX) para aplicar dosis a personas que viven en zonas de conflicto.

Así lo ha confirmado el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, durante un encuentro virtual para abordar la pandemia, en el que ha manifestado sentirse "ansioso por que las personas en estas difíciles circunstancias obtengan protección contra la COVID-19 lo antes posible".

De este modo, la Administración del presidente Joe Biden da un paso adelante ante las críticas vertidas desde diversos organismos e instituciones en las que se acusa a los países desarrollados de no apostar por una distribución equitativa de las vacunas.

A este respecto, Blinken ha reconocido que, efectivamente, el bajo nivel de vacunación a nivel global es una "emergencia actual", y ha puesto como ejemplo el caso de África, donde apenas el diez por ciento de la vacunación cuenta con la pauta completa, en contraposición del continente americano, donde esta cifra es superior al 50 por ciento. "Debemos cerrar esa brecha", ha aseverado.

Hasta ahora, la vacuna de Johnson & Johnson --muy valorada por ser monodosis y contar con gran flexibilidad de almacenamiento y conservación-- era de uso exclusivo para los programas oficiales de vacunación de los respectivos gobiernos, apunta CNN.

Asimismo, Blinken ha hecho suyo el objetivo de la OMS de que el 70 por ciento de la población mundial esté vacunada para el año 2022. Una meta que, con el ritmo de distribución actual, no se alcanzará en menos de una década, según la organización por la erradicación de la pobreza ONE.

Es por esto que el secretario de Estado ha pedido a los líderes mundiales que impulsen la producción de vacunas, que aumenten las donaciones y que cumplan los compromisos adquiridos con COVAX para alcanzar el objetivo marcado.

En este encuentro telemático también se ha adoptado la medida de lanzar un rastreador global de COVID-19 impulsado por la OMS para identificar las tasas de vacunación, los niveles de ocupación en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, o las cifras de vacunas entregadas.

Otro de los aspectos que se han acordado es la puesta en marcha de una nueva asociación público-privada, denominada 'Global COVID Corporation', mediante la cual las empresas privadas "trabajarán gratuitamente para compartir su experiencia y capacidades para apoyar las campañas de vacunación, abordar cuestiones como la gestión de las cadenas de suministro y ayudar a optimizar sitios de vacunas para administrar las dosis de manera más rápida y segura".

Finalmente, Blinken ha invitado a la comunidad internacional a seguir trabajando de forma conjunta "para salvar vidas hora y fortalecer la seguridad sanitaria mundial para el futuro".

El evento ha contado con la presencia del embajador de China en Estados Unidos, así como con representantes de Alemania, Italia, Corea del Sur, India, Sudáfrica, la ONU o la propia OMS, entre otros.

Contador