Publicado 13/04/2020 00:45CET

Coronavirus.- Erdogan rechaza la dimisión de su ministro de Interior tras los incidentes del toque de queda

Coronavirus.- Erdogan rechaza la dimisión de su ministro de Interior tras los in
Coronavirus.- Erdogan rechaza la dimisión de su ministro de Interior tras los in - Tolga Ildun/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha rechazado este domingo la renuncia presentada por el ministro de Interior, Suleyman Soylu, tras los incidentes y las aglomeraciones ante comercios y tiendas de alimentación que se produjeron el viernes después de que se decretase el toque de queda como parte de las medidas para frenar la expansión del coronavirus.

El pasado viernes, Soylu decreto un toque de queda durante 48 horas para el fin de semana en hasta 31 provincias del país con el objetivo de intentar frenar el avance del Covid-19 en Turquía, en donde se han registrado casi 57.000 casos y cerca de 2.000 muertes.

Sin embargo, el anuncio se produjo dos horas antes de que entrase en vigor lo que provocó que miles de personas salieran a las calles para abastecerse, provocando las inevitables colas y aglomeraciones a las puertas de las tiendas, lo que ocasionó que no se respetaran las normas de distanciamiento social.

A través de un escueto comunicado en su cuenta de Facebook, Soylu ha explicado que las imágenes que aparecieron en los medios de comunicación y en las redes sociales "no coincidían" con el objetivo del toque de queda, y es por ello que ha presentado su dimisión.

No obstante, el Gobierno ha respondido "que no encuentra adecuada la solicitud" de Soylu, a quien también ha elogiado por su gestión durante esta crisis y por su labor desde que asumió el cargo en 2016 tras el intento de golpe de Estado.

Por otro lado, el Ministerio de Interior ha informado de que el toque de queda ha sido en gran medida respetado por los ciudadanos, pero a su vez se registraron 18.770 casos en los que no fue respetado.

El Gobierno de Turquía, ha recordado la agencia estatal de noticias Anadolu, ha decretado el cierre de escuelas, centros comerciales, cafeterías y restaurantes, así como la suspensión de reuniones y llamadas al rezo multitudinarias y la restricción de movimientos para los menores de 20 años y los mayores de 65 como medidas para frenar el avance de la pandemia.

Hasta el momento, Turquía ha registrado 56.956 casos de contagio y 1.198 muertes, después de que se confirmaran 97 decesos más en las últimas 24 horas.