Publicado 26/08/2021 06:42CET

Coronavirus.- El estado australiano de Nueva Gales del Sur amplía la cuarentena tras registrar un nuevo récord de casos

Archivo - Una trabajadora con equipo de protección toma una muestra para un test de coronavirus en Sídney
Archivo - Una trabajadora con equipo de protección toma una muestra para un test de coronavirus en Sídney - AAPIMAGE / DPA - Archivo

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El estado australiano de Nueva Gales del Sur ha ampliado hasta el 10 de septiembre la cuarentena que estaba vigente en la región, incluida la región metropolitana de Sídney, ante el avance de la variante delta y después de que en el último día se haya batido un récord en el número de nuevos casos.

La primera ministra del estado, Gladys Berejiklian, ha anunciado la prolongación de las medidas, en concreto tras registrar 1.029 nuevos contagios confirmados en un día en todo el estado, siendo la primera vez que se traspasa el millar de casos.

"La decisión de extender el encierro --que habría acabado el 28 de agosto-- es para proteger a las comunidades y proteger las regiones. Estamos sentados al filo de una navaja. Es un polvorín listo para explotar", ha apostillado al respecto el viceprimer ministro del estado, John Barilaro, informa el portal australiano News.

Por otro lado, Berejiklian ha avanzado que a partir del 13 de septiembre se levantarán algunas restricciones en ciertas zonas de Sídney, que lleva más de dos meses confinada.

Los adultos vacunados fuera de los puntos críticos designados de la región, que están sometidos a normas de cierre mucho más estrictas, podrán reunirse en grupos de cinco personas.

Por otro lado, en los puntos en peor situación, los hogares con todos los adultos vacunados podrán reunirse al aire libre para divertirse, pero sólo de acuerdo con un toque de queda y un límite de una hora para salir de casa en esas zonas.

La primera ministra ha llamado, además, a las empresas y a la industria a que se preparen para que las medidas se suavicen una vez que el 70 por ciento de la población elegible del estado haya recibido las dos dosis de la vacuna.

"Será entonces cuando las cosas empiecen a abrirse", ha garantizado, para añadir que " se está desarrollando una aplicación para combinar el registro en los locales y la prueba del estado de vacunación, y habrá ciertas actividades que sólo podrán hacer las personas vacunadas".

Más de la mitad de la población de Australia ha sido puesta en aislamiento a causa del incremento de casos y la aparición de la variante delta, mientras el país acumula casi 47.000 casos y 1.000 fallecidos, así como ha vacunado al 25 por ciento de su población, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Contador