Publicado 19/06/2020 12:28CET

Coronavirus.- Un estudio detecta restos del coronavirus en aguas residuales en el norte de Italia en diciembre

Coronavirus.- Un estudio detecta restos del coronavirus en aguas residuales en e
Coronavirus.- Un estudio detecta restos del coronavirus en aguas residuales en e - Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA / DPA - Archivo

ROMA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio ha detectado la presencia de muestras del virus Sars-Cov-2, que provoca la enfermedad de la COVID-19, en las aguas residuales de Milán y Turín, dos ciudades del norte de Italia, a mediados de diciembre, lo que vendría a confirmar que el coronavirus estaba ya presente en el país mucho antes de lo que se pensaba.

Ese es el principal hallazgo de un estudio realizado por el Instituto Superior de Sanidad (ISS) italiano, que ha analizado las aguas residuales antes de que en el país se conocieran los primeros casos de la pandemia.

Para su realización, según ha explicado Giuseppina La Rosa, del departamento de calidad del agua del ISS y coautora del informe, se examinaron 40 muestras recogidas entre octubre y febrero y otras 24 muestras de control tomadas entre septiembre de 2018 y junio de 2019, "lo que permitía excluir con certeza la presencia del virus".

Los resultados, ha indicado, "han puesto de manifiesto la presencia de ARN del Sars-Cov-2 en las muestras tomadas en Milán y Turín el 18 de diciembre y en Bolonia el 29 de enero". En estas ciudades, ha añadido la experta, también se han encontrado otras muestras positivas en enero y febrero, mientras que las de octubre y noviembre y las muestras de control han sido todas negativas.

El director del departamento de Calidad del Agua y Salud del ISS, Luca Lucentini, ha resaltado que el estudio demuestra que el seguimiento y la toma de muestras de aguas residuales puede ayudar a "localizar precozmente y controlar la circulación del virus", según informa AdnKronos.

No obstante, ha subrayado, "el hallazgo del virus no implica automáticamente que las cadenas de transmisión principales que han llevado luego al desarrollo de la epidemia en nuestro país se hayan originado en estos primeros casos". Sin embargo, "en perspectiva, una red de vigilancia en el territorio puede resultar preciosa para controlar la epidemia", ha valorado.

En este sentido, la director del departamento de Medio Ambiente y Salud del ISS, Lucia Bonadona, ha precisado que han presentado "una propuesta de acción al Ministerio de Salud para la puesta en marcha de una red de vigilancia del Sars CoV-2 en aguas residuales".

En julio, ha precisado, está previsto poner en marcha un "estudio piloto en los lugares prioritarios identificados en las localidades turísticas". Según Bonadona, en base a los resultados de dicho estudio, "esperamos estar preparados para la vigilancia en todo el país en los periodos potencialmente más críticos del próximo otoño", cuando se teme que pueda haber una segunda oleada.

Italia diagnosticó el primer caso de COVID-19 el pasado 21 de febrero en la localidad de Codogno, en la provincia de Lodi, en Lombardía. Desde entonces, el país suma más de 238.000 contagios y más de 34.500 fallecidos.