Publicado 09/04/2021 11:33CET

Coronavirus.- El exministro de Sanidad de Ecuador confirma un "desvío" de vacunas contra la COVID-19

Una mujer es vacunada en  Quito.
Una mujer es vacunada en Quito. - Juan Diego Montenegro/SOPA Image / DPA

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Sanidad de Ecuador Mauro Falconí ha admitido que se ha producido un supuesto "desvío" de vacunas contra la COVID-19 poco después de dejar el cargo a petición del presidente, Lenín Moreno.

En una entrevista con el portal de noticias La Posta, Falconí ha indicado que "existen intereses de altos cargos de empresas públicas que se creen dueños de la sanidad pública y quieren manejar a su antojo las dosis de la vacuna de Pfizer". El exministro ha señalado así a la vicepresidenta, María Alejandra Muñoz, y otros funcionarios, como la directora de la Corporación Nacional de Telecomunicación, Martha Moncayo.

"Se rompió una planificación que nosotros habíamos dado y que habíamos sustentado con base en los estudios científicos y a la disponibilidad de vacunas que teníamos distribuidas a nivel nacional. Esa planificación se rompió, ese tipo de organización hizo que se produzca un grave caos y eso obviamente interfirió en una situación técnica científica que todos sabemos que está sustentada", ha aseverado.

En este sentido, ha defendido su propia gestión y ha dicho que "no hizo ninguna distinción al vacunar a gente de manabí, Carchi, Riobamba y Salitre". "Se hace con equidad y transparencia", ha destacado.

Así, ha instado al próximo ministro, Camilo Salinas --el quinto desde que estalló la crisis sanitaria-- a "cumplir con el plan" que él mismo dejó. "Ahí hay problemas, hay faltantes, a mí no me cuadran las cifras, por eso pedí la intervención de notarios", ha alertado sin embargo.

"Hay que cubrir estas situaciones, mi plan era interponer denuncias", ha matizado antes de insistir en que "ojalá se transparente" el proceso de vacunación en Ecuador, donde se ha desatado el escándalo por el trato preferencial dado presuntamente a políticos, empresarios y periodistas en el marco de la vacunación.

El exministro ha manifestado que el país ha logrado al menos "tener las tres mejores vacunas del mundo" y ha afirmado que "se ha logrado para garantizar la inocuidad de todo el país".

Salinas se ha convertido así en el quinto ministro de Salud que ocupa el cargo desde que empezara la pandemia, y a tan solo tres días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebrarán en el país el domingo 11 de abril.

Antes de Falconí pasaron por el cargo Rodolfo Farfán y Juan Carlos Zevallos, que permaneció un año al frente del Ministerio y dimitió por polémicas sobre la mala gestión de la vacunación, así como Catalina Andramuño.

Contador