Publicado 15/04/2020 7:47:26 +02:00CET

Coronavirus.- La falta de acceso a agua limpia en Zimbabue aumenta el riesgo de coronavirus, alerta HRW

Zimbabue.- Save the Children alerta de los efectos en los niños de la crisis ali
Zimbabue.- Save the Children alerta de los efectos en los niños de la crisis ali - GETTY IMAGES / TAFADZWA UFUMELI - Archivo

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha avisado este miércoles de que la falta de acceso a agua limpia en Zimbabue aumenta el riesgo de propagación del coronavirus, al tiempo que ha urgido al Gobierno del país a proporcionarla de forma "continua y asequible" de manera "urgente".

"Asegurar el distanciamiento social es críticamente importante para prevenir la propagación del Covid-19, pero las personas necesitan agua limpia para beber, lavarse las manos y la higiene", ha señalado el director de HRW para el sur de África, Dewa Mavhinga.

"El Gobierno de Zimbabue necesita asegurar un suministro seguro e ininterrumpido para todos, o se enfrentará a riesgos para la salud a medida que las personas busquen fuentes de agua alternativas e inseguras", ha agregado.

Zimbabue decretó el confinamiento como medida para frenar la expansión del Covid-19 el pasado 30 de marzo, pero mucho antes de la pandemia el país ya sufría una grave crisis respecto a agua y saneamiento.

En concreto, HRW ha denunciado que más de dos millones de personas en la capital de Zimbabue, Harare, y en su zona metropolitana no tienen acceso a agua potable ni a servicios adecuados de eliminación de desechos y aguas residuales.

Así, miles de mujeres y niños en edad escolar pueden pasar de ocho a nueve horas todas las noches haciendo cola en pozos de agua abarrotados o estrechos para obtenerla, y además esta puede no ser segura.

Durante las últimas tres décadas, Zimbabue ha experimentado un decrecimiento gradual en el acceso a agua limpia y segura. En 1988, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF informaron de que el 84 por ciento de los zimbabuenses tenían acceso a agua potable.

Sin embargo, desde 2000 a 2017, el porcentaje de personas que tenían acceso a agua segura y servicios básicos bajó de un 72 a un 64 por ciento, mientras que el acceso al saneamiento básico disminuyó de un 46 a un 36 por ciento.

En este sentido, la Constitución de Zimbabue de 2013 establece que "toda persona tiene derecho a agua potable, limpia y segura". La OMS ha declarado que cada persona requiere de 20 a 50 litros de agua libres de contaminantes al día para beber e higiene.

EL PAPEL DE LOS GOBIERNOS EN SITUACIONES DE EMERGENCIA

HRW ha puntualizado que, durante una emergencia de salud pública, los gobiernos pueden restringir ciertos derechos, como la libertad de movimiento, cuando sea estrictamente necesario, con base en evidencia científica, y estos movimientos no deben aplicarse de forma arbitraria ni discriminatoria, pero sí durante una duración limitada y han de ser respetuosos con la dignidad humana.

Sin embargo, a juicio de la ONG, los gobiernos siguen obligados a garantizar que se satisfagan las necesidades básicas de las personas durante estos contextos, incluido el acceso a alimentos, agua y servicios de salud.

"Las autoridades de Zimbabue deben proporcionar urgentemente fuentes alternativas de agua potable segura, como pozos de sondeo seguros y pozos protegidos, y educar a los residentes sobre métodos simples de almacenamiento y entrega de agua segura y de bajo coste", ha aseverado HRW.

Además, han insistido en que las autoridades del país africano deben asegurarse de que haya suficientes puntos de agua en todo el país para evitar el hacinamiento y permitir el distanciamiento social.

"El Covid-19 ha hecho que una crisis de agua ya grave y peligrosa sea aún más urgente en Zimbabue", ha remachado Mavhinga. "No proporcionar suficiente agua segura socavaría severamente los esfuerzos del Gobierno de Zimbabue para combatir el virus y proteger la vida de las personas", ha zanjado.