Publicado 14/01/2021 08:39CET

Coronavirus.- Filipinas aprueba el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizert y BioNTech

Vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech
Vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech - Hendrik Schmidt/dpa-Zentralbild/

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Filipinas han aprobado este jueves el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech para su uso de emergencia ante la pandemia tras determinar que "el beneficio de su utilización supera los riesgos conocidos y potenciales".

"Tras una extensa revisión de los datos disponibles por parte de expertos médicos y en regulación, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) da autorización para el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech", ha señalado el director del organismo, Eric Domingo.

Así, ha resaltado que la vacuna, según los datos preliminares de los ensayos en fase tres, tiene una tasa de eficacia del 95 por ciento, antes de agregar que la tasa para todos los grupos de población del país es del 92 por ciento, tal y como ha recogido la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

Tras ello, el portavoz de la Presidencia filipina, Harry Roque, ha destacado que las vacunas de Pfizer y BioNTech y las del instituto ruso Gamaleya --conocida como Sputnik V-- podrían llegar al país en febrero de cara al inicio de la campaña de vacunación.

"Recibiremos algunas dosis de Pfizer a partir de febrero. No sabemos cuántas", ha apuntado, antes de destacar que "esto es prueba de que no se favorece a ninguna marca". "La que llegue antes a Filipinas es la que tendremos", ha recalcado.

Asimismo, ha destacado que las dosis de la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinovac fue vendida a Filipinas a "precio de mejor amigo", después de que Manila haya reservado 25 millones de dosis a esta compañía.

Roque ha argumentado que China "no está impulsada por las fuerzas del mercado" y "puede fijar de forma unilateral" los precios de las vacunas. "Nos la dieron a un precio adecuado para su mejor amigo", ha zanjado el portavoz del Palacio de Malacañang.

Filipinas se vio sumido en la polémica a finales de diciembre después en torno al uso o autorizado de una vacuna contra el coronavirus entre los militares que protegen al presidente del país, Rodrigo Duterte, y varios miembros del Gobierno.

Duterte defendió las vacunaciones, para las que se utilizó la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinopharm, argumentando que "en Derecho existe el derecho a la autodefensa". "El enemigo es la COVID-19", resaltó.

Contador