Publicado 01/05/2020 19:32:10 +02:00CET

Coronavirus.- Filipinas comienza a rebajar las restricciones a pesar de que los casos de coronavirus siguen aumentando

Coronavirus.- Filipinas comienza a rebajar las restricciones a pesar de que los
Coronavirus.- Filipinas comienza a rebajar las restricciones a pesar de que los - Alejandro Ernesto/dpa - Archivo

MANILA, 1 May. (DPA/EP) -

Las autoridades de Filipinas han comenzado a rebajar las restricciones impuestas por la pandemia del nuevo coronavirus a pesar de que el número de casos y de víctimas mortales sigue aumentando a diario, tras casi dos meses de confinamiento decretado en la isla más poblada del archipiélago.

El Gobierno filipinas ha decidido que las zonas con pocos casos de coronavirus tengan desde el viernes una rebaja de las restricciones, permitiendo actividades como el trabajo, el transporte público y la apertura de establecimientos comerciales, incluidos centros comerciales, aunque con una capacidad reducida para evitar contagios.

El portavoz de la Presidencia filipina, Harry Roque, ha dicho que la llamada cuarentena comunitaria general conlleva todavía que las personas tengan que mantener la distancia física, lleven mascarillas cuando salgan de casa y se desinfecten las manos como establecen las normas de seguridad. "Las personas pueden salir de sus hogares pero solo para actividades esenciales o para el trabajo", ha señalado. "Los viajes de ocio todavía no se permiten", ha añadido.

La capital del país, Manial, y otras quince provincias y tres ciudades se mantienen todavía sometidas a un estricto confinamiento, que se prolongará hasta el 15 de mayo. El confinamiento, también conocido como "cuarentena comunitaria reforzada", fue impuesto por primera vez a mediados de marzo en toda la isla de Luzón, donde se encuentra Manila y que acoge a unos 57 millones de personas, la mitad de la población del país.

En aplicación del confinamiento, solo una persona por domicilio puede salir de la vivienda para hacer la compra de alimentos y productos básicos, en una etapa en la que se mantiene suspendido el transporte público y el trabajo. Los centros comerciales se mantienen cerrados.

La pandemia del nuevo coronavirus ha dejado en Filipinas en las últimas 24 horas 284 casos, lo que eleva el balance a 8.772 personas contagiadas y 579 víctimas mortales.

Contador