Publicado 09/11/2021 21:23CET

Coronavirus.- Francia aprueba la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus para los mayores de 50 años

Archivo - FILED - 12 November 2020, France, Paris: French President Emmanuel Macron speaks during the Paris Peace Forum at The Elysee Palace. Macron has joined the leaders in favour of cancelling patents for COVID-19 vaccines. Photo: Dario Pignatelli/EU C
Archivo - FILED - 12 November 2020, France, Paris: French President Emmanuel Macron speaks during the Paris Peace Forum at The Elysee Palace. Macron has joined the leaders in favour of cancelling patents for COVID-19 vaccines. Photo: Dario Pignatelli/EU C - Dario Pignatelli/EU Council/dpa - Archivo

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado este martes el visto bueno a una tercera dosis de refuerzo la vacuna contra el coronavirus para las personas mayores de 50 años, indispensable para poder acceder a espacios públicos.

Macron se ha dirigido esta martes al país a través de un discurso televisado en el que ha animado a sus compatriotas a vacunarse para que todos puedan "volver a la normalidad" lo antes posibles, ha dicho.

Este tercera dosis de refuerzo para los mayores de 50 años está prevista que empiece a suministrarse a partir del próximo 15 de diciembre, mientras que por el momento todavía no ha fecha fijada para comenzar la vacunación para niños entre 5 y 11 años.

La prueba de vacunación, que deberá estar actualizada con esta tercera dosis para los más mayores, o bien una prueba negativa de coronavirus, ha explicado Macron, será indispensable para poder acceder a locales de hostelería, lugares de ocio, grandes eventos, e incluso para viajar largas distancias en avión o tren.

"La pandemia aún no ha terminado", ha recalcado, recordando que en las últimas semanas se ha producido un "alarmante" aumento en el número de nuevos casos, aunque ha descartado que eso vaya a suponer una vuelta las medidas más restrictivas de meses atrás.

El presidente francés ha hecho un repaso de la situación de la pandemia en el país, así como de las políticas que su Gobierno ha estado desplegando hasta hora. Macron ha advertido a bares, restaurantes y lugares de ocio, que sean más estrictos verificando las pruebas de coronavirus de sus clientes para evitar que puedan acabar siendo cerrados si se registra en ellos un foco de contagio.

A su vez, ha anunciado que las ayudas a los desempleados por el coronavirus serán suspendidas si no "demuestran una búsqueda activa" de trabajo, pues "ofende al sentido común" que muchas ofertas sigan sin estar cubiertas y ha adelantado que para finales de año, llegarán a Francia, fruto de los esfuerzos de la investigación local, "los primeros tratamientos verdaderamente efectivos contra formas graves de coronavirus".

Contador