Publicado 14/10/2020 20:37CET

Coronavirus.- Francia restablecerá este sábado el estado de emergencia sanitaria debido al agravamiento de la pandemia

Coronavirus.- Francia restablecerá este sábado el estado de emergencia sanitaria
Coronavirus.- Francia restablecerá este sábado el estado de emergencia sanitaria - -/European Council/dpa - Archivo

Macron también anuncia un toque de queda en París

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Francia ha decidido este miércoles decretar de nuevo el estado de emergencia sanitaria en el país desde este sábado, una decisión tomada debido al agravamiento de la pandemia de coronavirus.

La pandemia, según el Consejo de Ministros francés, "justifica que se declare el estado de emergencia sanitaria para que se puedan tomar medidas estrictamente proporcionales a los riesgos de salud y adecuadas a las circunstancias de tiempo y lugar".

En un comunicado, el Ejecutivo, que finalizó el estado de emergencia sanitaria el 10 de julio, ha considerado que la pandemia de coronavirus es un "desastre de salud". Entrará en vigor, concretamente, en la medianoche de este sábado.

De forma paralela, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha confirmado la imposición de un toque de queda que durará, al menos, cuatro semanas desde este sábado en París, Grenoble, Lille, Lyon, Aix-Marseille, Rouen, Toulouse y Montpellier.

Durante una intervención televisada, Macron ha detallado que el toque de queda permanecerá en vigor entre las 21.00 horas y las 06.00, informa 'Le Figaro'. Las multas por su incumplimiento serán de 135 euros y, para los reincidentes, 1.500, aunque las personas que regresen de trabajar después de las 21.00 están excluidas de cumplirlo, igual que aquellos que experimenten una emergencia sanitaria.

Asimismo, el mandatario tiene intención de que el Parlamento francés autorice su extensión hasta el 1 de diciembre. "Seis semanas es el tiempo que nos parece útil", ha subrayado.

El mandatario francés ha reconocido que Francia se encuentra en plena segunda ola de la pandemia, pero ha defendido que el país no ha "perdido el control". "Estamos en una situación preocupante que justifica que no estemos inactivos ni en pánico", ha señalado, poniendo el foco en que la situación de los hospitales es "más preocupante que antes".

No obstante, se ha mostrado "encantado" del "éxito" en el reinicio del curso escolar y ha rechazado reducir el transporte público y restringir los viajes entre regiones.

"No se trata de infantilizar sino de empoderar. No impedimos irnos de vacaciones, pero pedimos respetar las reglas en las próximas semanas y meses", ha dicho. "Seguiremos trabajando, nuestra economía lo necesita, nuestra sociedad también", ha argumentado.

Los nuevos contagios de COVID-19 se han disparado en Francia en las últimas semanas, llegando a alcanzar el récord de 27.000 nuevas infecciones en una sola jornada.

Este miércoles, las autoridades sanitarias francesas han constatado 22.591 nuevos casos, que han elevado el total hasta las 779.063 personas contagiadas. En cuanto a los fallecimientos, los 104 confirmados en las últimas 24 horas suman un total de 33.037.

Hasta el momento, 9.194 personas permanecen hospitalizadas en Francia debido a la COVID-19, 245 más respecto al martes. De ellos, 1.673 están en reanimación, 31 más que hace 24 horas. Un total de 103.413 pacientes han logrado recuperarse de la enfermedad en el país. "El virus está en todas las partes de Francia", ha zanjado Macron.

Contador