Publicado 04/03/2021 22:16CET

Coronavirus.- La gobernadora republicana de Alabama acabará con el uso obligatorio de la mascarilla a partir de abril

Una muchacha con mascarilla en EEUU.
Una muchacha con mascarilla en EEUU. - STEPHEN ZENNER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La gobernadora republicana de Alabama, Kay Ivey, ha anunciado este jueves que prorrogará hasta el 9 de abril el uso obligatorio de la mascarilla como medida para prevenir nuevos contagios de coronavirus, pero a partir de entonces dicha normativa será tumbada.

"No hay duda de que usar mascarilla ha sido una de las mejores herramientas para combatir la propagación del virus", ha dicho Ivey en una conferencia de prensa en la que ha señalado que a partir del 9 de abril su utilización "se convertirá en una cuestión de responsabilidad personal y no un mandato del Gobierno".

"Cuando levantemos la orden de las mascarillas, seguiré usando la mía mientras esté con otras personas, y exhortaré a mis conciudadanos a que utilicen el sentido común y hagan lo mismo", ha asegurado, según informa la cadena NBC.

La prórroga, ha explicado Ivey, tiene el objetivo de dar más tiempo a las empresas para que hagan sus propios ajustes en materia sanitaria antes de que se levante la medida, la cual, ha dicho, ha estado vigente durante una "generosa cantidad de tiempo".

Hasta el momento, el uso de mascarillas en Alabama, en el sureste de Estados Unidos, era obligatorio en espacios públicos, como centros educativos y universidades, así como en aquellos lugares en los que es imposible mantener una distancia superior a un metro y medio con personas no convivientes.

El anuncio de Ivey se produce días después de que los también gobernadores republicanos de Texas y Mississippi, Greg Abbott y Tate Reeves, respectivamente, comunicaran que esta misma semana era "el momento" de acabar con esta "imposición".

"Ahora es el momento de abrir Texas al cien por cien", dijo el martes el gobernador Abbott, quien explicó que pese a que el coronavirus no ha desaparecido, este tipo de leyes "ya no son necesarias", por lo que el miércoles se puede ir por el estado sin mascarilla.

En esos términos también se manifestó el gobernador Reeves, quien justificó esta decisión argumentando los ingresos hospitalarios y el número de nuevos casos "se han desplomado", y que "la vacuna se está distribuyendo rápidamente".

Estas decisiones fueron calificadas como "un grave error" por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien llegó incluso a llamar "neandertal" a quienes animan a uno a olvidarse del coronavirus y quitarse la mascarilla.

"Creo que es un gran error. Espero que todos se den cuenta de que las mascarillas marcan una gran diferencia. Lo último que necesitamos es al neandertal pensando que, mientras tanto, todo está bien, quítate la mascarilla, olvídalo", dijo.

En ese sentido, el presidente Biden defendió la necesidad de seguir las pautas fijadas por la ciencia, pues en caso contrario se corre el riesgo de que se produzcan miles de muertes más por coronavirus, que en Estados Unidos son ya casi 520.000, además de 28,8 millones de contagios.