Publicado 20/04/2020 15:49:14 +02:00CET

Coronavirus.- Gobierno británico defiende su gestión ante las críticas por las ausencias de Johnson y falta de material

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico ha defendido este lunes la gestión que ha realizado el primer ministro británico, Boris Johnson, en la pandemia por el nuevo coronavirus tras las críticas de la prensa por las ausencias del jefe del Gobierno en varias reuniones del comité de emergencia COBRA y por una posible falta de diligencia en la compra de material sanitario.

Después de que tanto el diario 'Financial Times' como la edición dominical de 'The Times' publicaran sendos artículos críticos con la gestión de Johnson ante la pandemia, el Ejecutivo ha respondido defendiendo la gestión del 'premier' y señalando que las informaciones tenían "falsedades y errores".

"Este artículo contiene una serie de falsedades y errores y tergiversa la enorme cantidad de trabajo que estaba realizando el Gobierno", ha afirmado el Gobierno británico en un comunicado, tras la publicación de un extenso artículo del 'Sunday Times' que pone en cuestión la labor de Johnson, sus reiteradas ausencias a las reuniones del comité de emergencia COBRA y la labor del Gobierno por no haber escuchado las recomendaciones de los expertos sobre la gravedad de la pandemia.

El Ejecutivo de Londres ha destacado que, desde que Johnson declaró a finales de febrero que la lucha contra el coronavirus es la principal prioridad del Gobierno, los ministros han estado trabajando para cumplir sus objetivos, en un momento de escasez de test y equipos de protección para trabajadores sanitarios, según informa Bloomberg.

El primer ministro británico, que todavía tiene que reincorporarse al trabajo porque está convaleciente por Covid-19, habló el viernes con los miembros del Gobierno, incluido el ministro de Exteriores, Dominic Raab, que lidera provisionalmente el Ejecutivo, sobre la situación y mostró su cautela ante la posibilidad de levantar las restricciones del confinamiento, según ha contado una persona conocedora de las conversaciones.

El mensaje de Johnson sugiere que el Gobierno británico prefiere de momento no ceder ante las peticiones para poner fin a un confinamiento que ha provocado un aumento de despidos y de solicitudes de prestación por desempleo, además de dejar casi detenida la economía británica.

Entre datos que muestran que el brote podría estar ya cerca de su punto máximo, Raab decidió la semana pasada prolongar durante otras tres semanas el encierro aunque hay discusiones en el seno del Ejecutivo para ver cómo y cuándo se retiran las restricciones.

"Lo haremos de manera sensata", ha dicho este lunes en la BBC el ministro de Cultura, Oliver Dowden. "Lo peor que podríamos hacer sería rebajar prematuramente las restricciones y entonces alcanzar un segundo pico y tener que volver a la casilla de salida de nuevo, teniendo que adoptar medidas incluso más draconianas", ha explicado.

La pandemia del nuevo coronavirus deja en Reino Unido más de 120.000 personas contagiadas y más de 16.095 víctimas mortales, según datos oficiales recopilados por la Universidad Johns Hopkins.