Publicado 23/03/2020 15:28CET

Coronavirus.- El Gobierno británico no cierra la puerta a "más medidas" tras las aglomeraciones del fin de semana

Coronavirus.- El Gobierno británico no cierra la puerta a "más medidas" tras las
Coronavirus.- El Gobierno británico no cierra la puerta a "más medidas" tras las - John Walton/PA Wire/dpa

LONDRES, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico ha recriminado los comportamientos "egoístas" en plena pandemia de coronavirus y, tras la afluencia de personas a playas, parques y puntos de interés turístico, ha abierto la puerta a adoptar "más medidas", sin descartar el confinamiento que ya se aplica en otros países europeos.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha insistido este lunes en la necesidad de quedarse en casa en la medida de lo posible, en un mensaje extensible también a los niños, recordando que los centros educativos solo siguen abiertos para los casos "absolutamente necesarios".

Quienes quieran realizar una actividad física en el exterior, deberán hacerlo a una distancia mínima de dos metros de otras personas, según las últimas recomendaciones el Ejecutivo de Boris Johnson, defensor de un "distanciamiento social" para prevenir contagios.

"Si las personas se acercan a menos de dos metros de otros con los que no viven, están ayudando a expandir el virus y las consecuencias son pérdidas de vidas y que todo vaya a durar más", ha explicado Hancock en una entrevista a la radiotelevisión pública.

El ministro ha considerado "muy egoístas" a quienes desoyen las recomendaciones de las autoridades, después de que el fin de semana apenas se notasen los mensajes en algunos lugares públicos.

"Nada está fuera de la mesa", ha avisado el titular de Sanidad, al ser interrogado por posibles medidas de confinamiento obligatorio. "Por supuesto, estamos mirando lo que hacen otros países europeos", ha añadido.

Según la BBC, el Gobierno ya está estudiando el cierre de todos los establecimientos no esenciales y la imposición de multas para quienes hagan caso omiso de las órdenes. Reino Unido ha confirmado hasta ahora 289 fallecidos y unos 5.700 contagios.

El Partido Laborista ha llamado a un endurecimiento de las medidas, mientras que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha asegurado que "la vida no debería transcurrir con normalidad" hasta que no se haya contenido la emergencia sanitaria.